Un libro es un fragmento de silencio en manos del lector.

Aquel que escribe calla.

Aquel que lee no rompe el silencio.

PASCAL QUIGNARD

Si quieres recibir información sobre nuestros títulos, suscríbete a nuestro boletín aquí.

  1. "Te estás haciendo un hombre" · Luis M. Alonso (Levante) -
  2. 22 de Febrero de 2013
  1. El niño que robó el caballo de Atila, de
  2. Iván Repila

Con algo más que valentía, Iván Repila presenta su última novela El niño que robó el caballo de Atila. Y ese algo más, debe de ser el talento. […] Con un estilo rápido y desconcertante, Iván Repila evita los registros más convencionales sobre lo social y la violencia. […] Para quien pueda soportar la asfixia de la muerte, y para quien tenga una voluntad poética y rebelde, El niño que robó el caballo de Atila le conmoverá durante algunas horas, y algunos días después de su lectura.
· · ·

Con algo más que valentía, Iván Repila presenta su última novela El niño que robó el caballo de Atila. Y ese algo más, debe de ser el talento. El escritor bilbaíno, que debutó con Una comedia canalla, lanza su segunda obra donde recrea de forma asfixiante el dolor y la violencia de crecer en medio de la pobreza. Las citas de Bertolt Brecht y de Margaret Thatcher que abren la narración nos dan la clave de un relato construido sobre la angustia y el delirio.


Dos hermanos sin nombre, el Pequeño y el Grande, se encuentran encerrados en un pozo en medio del campo. Desde las profundidades de la tierra, lucharán por sobrevivir frente al hambre, la oscuridad y el abandono. Las lluvias pudrirán su ropa, los gusanos les servirán de alimento, los lobos amenazarán desde la obertura. Y mientras el Grande elabora un plan para escapar, el Pequeño dejará atrás la inocencia y la debilidad para entregarse a las alucinaciones y a la crueldad. «El Pequeño no se mueve. -Creo que tengo la rabia, dice. -No. aún no tienes la rabia. El Pequeño lo mira sin amor, y pregunta: -¿Y qué es esta ira que siento por dentro? -Te estás haciendo un hombre, dice el Grande».

Con un estilo rápido y desconcertante, Iván Repila evita los registros más convencionales sobre lo social y la violencia. Cercano a la escritura experimentalista, apenas ciertos signos ayudan al lector a avanzar sobre la historia, que parece sumida en la oscuridad del pozo, sin posibilidad real de escapar. El lirismo se confunde con el barro. Sin embargo, pese a la recreación del dolor y de la desesperación del cautiverio (y del gusto por las imágenes groseras), el final iluminará todo el relato con un sentido contundente.

«-Hablas como si conocieras la verdad. -No. Hablo como si me hubiera cansado de estar equivocado». Para quien pueda soportar la asfixia de la muerte, y para quien tenga una voluntad poética y rebelde, El niño que robó el caballo de Atila le conmoverá durante algunas horas, y algunos días después de su lectura.

Imprescindible para quienes todavía hoy se dejan engañar por imbéciles, grandes o pequeños.

Descargar archivo en (.pdf)

Envía a un amigo


Aviso Legal

Libros del silencio

Castillejos 352, Bajo - 08025 Barcelona Tel: +34 | 934766919 - Fax: +34 | 934591026 - [email protected]