Un libro es un fragmento de silencio en manos del lector.

Aquel que escribe calla.

Aquel que lee no rompe el silencio.

PASCAL QUIGNARD

Si quieres recibir información sobre nuestros títulos, suscríbete a nuestro boletín aquí.

  1. "'Narrativa breve completa' de Carlos Casares" · Rafael Martín (El Placer de la Lectura) -
  2. 28 de Enero de 2013
  1. Narrativa breve completa, de
  2. Carlos Casares

Un autor cuya mirada, nada complaciente con costumbrismos pretendidamente asépticos, penetra en una realidad, la de su tierra, para denunciar, recordar, ridiculizar o simplemente cuestionar ciertos usos y creencias interesadamente arraigados. […] La obra de Carlos Casares ilumina la realidad de una manera distinta y necesaria.
· · ·

Este último año se cumplieron diez de la muerte de Carlos Casares, uno de los autores más importantes de la reciente literatura gallega, circunstancia que aprovechó su paisano Gonzalo Canedo, tristemente desaparecido hace unos días, para publicar en la editorial de su dirección todos los relatos de un autor cuya mirada, nada complaciente con costumbrismos pretendidamente asépticos, penetra en una realidad, la de su tierra, para denunciar, recordar, ridiculizar o simplemente cuestionar ciertos usos y creencias interesadamente arraigados. Un compromiso político y cultural que, arrostrando las represalias de que fue objeto, mantuvo toda su vida.

El texto se presenta dividido en tres partes. ‘El juego de la guerra y otros cuentos’ reúne los relatos de Vento ferido, con los que se dio a conocer en 1967, añadiendo otros cinco de procedencias diversas. En algunos de ellos Casares regresa a los tiempos de la infancia y a los lugares de la adolescencia para constatar que la violencia de los verdugos junto al miedo y, a veces, la cobardía de las víctimas, son las semillas de la venganza. En otros se acerca al confuso sentimiento de culpa infantil, piadosamente inculcado en el narrador de ‘Voy a quedarme ciego’, y así mismo presente en ‘Una patada en el culo del niño Tarsicio’, donde, además, hace su impetuosa aparición el vendaval del deseo para disolver la niebla de la inocencia. Pero también se ocupa Casares de los amores frustrados en esa edad en la que las heridas aun tienen tiempo de cicatrizar, y el olvido no es todavía una dolorosa trampa; o bien adopta un tono mítico para narrar una granizada de consecuencias imprevistas; o hace un ejercicio de memoria para rescatar la terrible y arbitraria represión de la postguerra.

La segunda parte corresponde a 'Los oscuros sueños de Clío', conjunto de relatos publicado en 1979 que son otras tantas exquisitas miniaturas apócrifas en las que se da cuenta de hechos y personajes gallegos supuestamente citados en algún texto antiguo o algún estudio moderno, narrados con un lenguaje tan elaborado como preciso, y en el tono, a veces engolado, que conviene a su intención paródica y a las épocas que recrea.

Así, entre referencias a almas en pena, unas amables, otras pendencieras, o a la misma Santa Compaña, y ecos de Borges, Cunqueiro o Perucho, tendremos noticia del alquimista Caaveiro que, para evitar su ejecución, se compromete a surtir a la Corona de cuatro mil kilos de oro en un año, y que achaca las grandes fortunas de algunos reyes y Papas a certeros prodigios alquímicos. O sabremos del judío Xacobe, en realidad portero de la casa de Pilatos, condenado a esperar en vida el regreso de Nuestro Señor, y decidido a guardar silencio escarmentado de los cruentos resultados que la divulgación de su verdadera identidad provoca. Pero también conoceremos al milagrero San Pedro Nuovo, muerto en tormento y eliminado del santoral; o a don Luis Meruéndano del Campo, anticlerical y republicano ribadaviense que proclamó en 1874 la independencia del cantón de Francelos.

Una divertida nómina alternativa de gallegos ilustres cuyas proezas y desdichas aprovecha Casares para denunciar tanto la ubicua presencia del clero gallego a la hora de intentar perpetuar el imperio de la superstición, como la persecución por parte de las autoridades correspondientes de toda heterodoxia que cuestione el orden establecido.

Cuestiones también presentes en los ‘Relatos dispersos’ de la tercera parte, que abarcan de 1965 al 2000, y en los que, por ejemplo, se nos habla de la arbitraria violencia clerical que sufren unos niños en ‘El lagarto de piedra’; de la intolerancia religiosa, enemiga de la imaginación, que ve al diablo detrás de cualquier portento, en ‘El gallo de Antioquía’; o de la divulgación interesada de milagros en esa deliciosa crónica medieval que es ‘La decisión del emperador’.

Y, de fondo, la reiterada presencia de un sol tan potente como el que aturdió al extranjero Meursault, pero que, como la obra de Carlos Casares, ilumina la realidad de una manera distinta y necesaria.

Leer en [El Placer de la Lectura]

Envía a un amigo


Aviso Legal

Libros del silencio

Castillejos 352, Bajo - 08025 Barcelona Tel: +34 | 934766919 - Fax: +34 | 934591026 - [email protected]