Un libro es un fragmento de silencio en manos del lector.

Aquel que escribe calla.

Aquel que lee no rompe el silencio.

PASCAL QUIGNARD

Si quieres recibir información sobre nuestros títulos, suscríbete a nuestro boletín aquí.

  1. "Es soberbia negar los fenómenos extraños" · Óscar Herradón/Javier Martín (Enigmas) -
  2. 01 de Noviembre de 2012
  1. Gritos antes de morir, de
  2. Laura Falcó Lara

«Creo que las razones de esa atracción casi ancestral por el miedo y lo desconocido son básicamente dos: la curiosidad y la adrenalina. Desde niños el afán por saber, por meter la nariz allí donde seguramente no deberíamos, es algo que nos acompaña.»
· · ·

Su currículum es apabullante: directora de cinco editoriales del Grupo Planeta, miembro del equipo del programa de Onda Cero La rosa de los vientos, colaboradora en televisión... y escritora. Porque Laura Falcó Lara acaba de publicar su primer libro, Gritos antes de morir -Libros del Silencio, 2012-.

¿Por qué un libro de relatos de terror?

La razón de ser de este libro se llama “casualidad”. Empecé a escribir relatos de terror por mera diversión y a colgarlos en algunas webs especializadas. Al tiempo, al ver que tenían éxito, decidí aglutinarlos en un blog y empecé a colgar los links tanto en Facebook, como en Twitter. Un día, una pequeña agencia literaria se interesó en ellos y me propuso representarme. Si he de ser franca, nunca imaginé que acabaría publicando un libro. Respecto al género, el terror tanto en novela como en cine, es, con mucho, lo que más me gusta.

El miedo está presente en nuestras vidas casi desde que nacemos. A pesar de provocarnos una sensación más bien negativa, ¿cuál crees que es la razón por la que nos atrae tanto lo desconocido y lo aterrador?

Creo que las razones de esa atracción casi ancestral por el miedo y lo desconocido son básicamente dos: la curiosidad y la adrenalina. Desde niños el afán por saber, por meter la nariz allí donde seguramente no deberíamos, es algo que nos acompaña. El ser humano es curioso, incluso cotilla por naturaleza. Ante lo desconocido, sentimos la necesidad innata de buscar respuestas. En el fondo buscamos sentirnos seguros y la incertidumbre, los agujeros negros de nuestro entorno, nos generan una inestabilidad enorme. Por otro lado, el miedo hace que nuestro organismo genere adrenalina, una hormona sumamente adictiva, que hace que la frecuencia cardíaca se acelere, contrayendo los vasos sanguíneos y dilatando los conductos de aire. ¿Para qué queremos drogas de diseño cuando nuestro organismo las genera por si sólo? Somos muchos los que disfrutamos con las sensaciones que el miedo controlado genera en nuestro cuerpo.

El terror y el suspense son géneros que están teniendo cada vez más demanda. ¿Crees esa “oscura” atracción puede deberse a los tiempos más bien sombríos que estamos viviendo?

Es posible que leamos terror con el fin de pensar que existen realidades todavía peores que la nuestra, pero la verdad es que tanto en la literatura como en el cine, el terror ha sido una constante. Lo que ocurre es que el tipo de terror ha ido variando a lo largo de los años. Si analizamos los momentos más álgidos del terror, especialmente en el séptimo arte, veremos que siempre ha estado presente, sólo que de diferente manera.

En los inicios del cine hasta principios de los cincuenta lo que triunfaba eran los monstruos; Nosferatu, El Fantasma de la Ópera, La masa devoradora -The Blob-. Luego, a finales de los cincuenta y principios de los sesenta, fue el miedo a los propios humanos, o a sus mutaciones, en películas magistrales como Psicosis, La invasión de los ladrones de cuerpos o La noche de los muertos vivientes. En los setenta y los ochenta nació un nuevo subgénero, lo fantasmagórico y lo paranormal. Ésta fue una de las épocas doradas del cine y de la literatura de terror con títulos tan impactantes como Carrie, Salem's Lot, El exorcista, Amityville, Alien, La Matanza de Texas. Poltergeist, Creepshow, Pesadilla en Elm Street, entre muchos otros. En los noventa, sin embargo, apenas hubo innovación y salvo por algún título como El sexto sentido o El proyecto de la Bruja Blair, no fue una década demasiado buena para el género. A principios del año dos mil, el mundo del celuloide dio un nuevo giro y llegó el cine asiático y el terror gore con exponentes como The ring, The eye, REC, o la pentalogía de Saw.  ¿Y ahora? Pues ahora a los fantasmas le hemos añadido el cine catastrofista, cine que viene especialmente respaldado por ese miedo profético a que nuestro mundo se acabe.

Me parece percibir en tus relatos ciertos rasgos presentes en la literatura de terror del XIX. ¿Cuáles son las referencias literarias? Como simple lectora, ¿cuáles son los géneros que más disfrutas?

En mis referencias literarias habría un nombre que destacaría por encima del resto y ése es Stephen King. Sin embargo, es cierto que en mis relatos se pueden adivinar influencias de algunos clásicos como Lovecraft, o incluso Edgar Allan Poe.

Como lectora me encanta el terror, devoro las novedades de Stephen King y también de autores como Peter Straub, Adam Neville, Carlos Sisi, o Dean Koontz. Pero también disfruto con otros géneros como el humor de Safier, o de Christopher Moore, o con novelas más generalistas de autores tan reconocidos como Zafón o Javier Sierra.

¿Qué dirías a quienes siguen pensando que el terror es un género menor, un puro entretenimiento frente a la supuesta mayor profundidad de otros  tipos de creaciones?

Les diría que la dificultad a la hora de escribirlo es a veces incluso superior a la de otros géneros. Mantener al lector en vilo y conseguir que tus palabras le generen sobresalto y terror, no es para nada sencillo. Por otra parte, parece absurdo pensar que el hecho de escribir un género u otro deba afectar a la calidad literaria de la obra. ¿Alguien se atrevería a cuestionar la calidad literaria de Edgar Allan Poe, o de Arthur Conan Doyle cuando escribió El Perro de los Baskerville?

¿Crees en los fenómenos paranormales? ¿Has sido testigo directo de alguno de ellos?

Aunque a veces decir que crees en estas cosas esté mal visto, mi respuesta es sí. Pensar que estamos solos en el universo, o no estar abiertos a pensar que hay cosas, o fenómenos que no conocemos o no controlamos, me parece de una soberbia aplastante.

Según la teoría de la relatividad de Einstein, en un mismo espacio podrían estar conviviendo diversos tiempos. Si eso es así, la clarividencia, por ejemplo, no sería más que la capacidad de poder ver esos otros tiempos. ¿Sería entonces eso paranormal, o simplemente una habilidad de la mente no desarrollada?

Respecto a si he sido alguna vez testigo de algún fenómeno paranormal, la respuesta es también afirmativa. Durante mi vida he vivido algunos sucesos que difícilmente podrían explicarse de forma científica.

¿Qué da más miedo, lo desconocido y etéreo, lo fantasmagórico podríamos decir, o el mal que habita en algunas personas de carne y hueso?

Los muertos y los fantasmas nos dan miedo porque tememos a lo desconocido pero, en realidad, es algo que resulta meramente psicológico. Hay que tener mucho más miedo a algunas personas.

¿Qué es lo que más te ha aterrado en tu vida?

La muerte, pero no la propia, sino la de aquellos a los que quiero.

¿En qué te basaste para la creación de los relatos? ¿Contienen alguna experiencia personal o de alguien cercano a ti, o son simplemente producto de tu imaginación?

En mis relatos hay un poco de todo. En una gran parte son fruto de mi imaginación, pero también es cierto que poseen pinceladas de alguna experiencia extraña que he vivido, o que me han contado. Un ejemplo de ello sería el principio del relato titulado Conexión, donde durante una simple conversación a través de una webcam, veo detrás de la persona con la que estoy hablando a alguien que no está en esa habitación. Sin embargo, el final de esa historia es totalmente fruto de la fantasía.

Para finalizar, una pregunta casi profética: una persona como tú, que tan bien conoce el mundo editorial, ¿cree que una joya como el libro en papel, que nos acompaña desde hace tantos siglos, desaparecerá en las próximas décadas debido a las nuevas tecnologías y a los e-books? ¿Cuál crees que será el futuro del libro impreso?

Aunque la tendencia es que el libro digital vaya tomando el relevo al libro físico, hay algunos tipos de libros que no creo que vayan a desaparecer. Nadie puede imaginarse ciertos libros ilustrados, o con gadgets extraíbles, sino es sobre papel. Lo mismo ocurre con muchos de los formatos infantiles. Creo que a la larga habrá una convivencia lógica entre ambos formatos, aunque es evidente que al e-book le queda mucho recorrido por hacer.

Descargar archivo en (.pdf)

Envía a un amigo


Aviso Legal

Libros del silencio

Castillejos 352, Bajo - 08025 Barcelona Tel: +34 | 934766919 - Fax: +34 | 934591026 - [email protected]