Un libro es un fragmento de silencio en manos del lector.

Aquel que escribe calla.

Aquel que lee no rompe el silencio.

PASCAL QUIGNARD

Si quieres recibir información sobre nuestros títulos, suscríbete a nuestro boletín aquí.

  1. "'Un beso', de Iván Cotroneo" · Sergio Torrijos (laRepúblicaCultural.es) -
  2. 17 de Octubre de 2012
  1. Un beso, de
  2. Ivan Cotroneo

Una delicia. […] Hilo narrativo envidiable. […] Una novela muy grata, que provoca debate.
· · ·

La novela es un panfleto o al menos ha sido ideada para tal fin. Eso se percibe en la explicación final del propio autor, pero me parece demasiado simplista reducirla a eso y el autor haría bien en no hacerlo.

La idea de la literatura panfletaria es aburrida y no veo que tenga un recorrido más allá de llamar la atención de quien no le gusta leer y busca otras cosas en los libros. La literatura tiene una dimensión propia y simplemente por el hecho de narrar una historia o un argumento ya es capaz de crear un mundo aparte y poner en el candelero un tema para tratar. En este caso la homofobia que desde mi humilde punto de vista está tratado de manera penosa.

La novela es una delicia y sirva esta afirmación como punto de partida. Es una narración a tres voces compuesta por tres cuentos que narran un mismo hecho desde tres puntos de vista. Pero hablamos de adolescentes aunque el lenguaje que el autor usa es más cercano a etapas anteriores. Los adolescentes no tienen ese comportamiento tan simplista ni son tan básicos como los quiere representar. La adolescencia es un período fascinante en el que se mezclan dos mundos, a veces opuestos, la infancia y la vida adulta, y en esa lucha entre ambos se crea una tensión que ha sido explotada con profusión por la literatura. El autor renuncia a una parte de esa adolescencia y lo ciñe todo a un mundo infantil. No es mala idea pero simplifica en exceso la mentalidad de los personajes.

Otra cuestión es que el autor haya intentado simplificar la historia y el lenguaje, al estilo John Berger, y para ello nos dé la sensación de que todo es demasiado infantil, entonces sería un pequeño fracaso. Pero creo que no es el caso, que el autor intenta transmitirnos una manera sencilla de ver el mundo y la vida y no hay nada más sencillo que la niñez. En ese punto estoy perfectamente de acuerdo con él.

La violencia que existe por todos los párrafos del relato son producto de ese mundo de adolescentes, cruel a veces, y que enriquece la trama y la forma en que los personajes se enfrentan a los problemas. Será esa violencia la que marcará el devenir de toda la novela.

Por eso la narración navega en un territorio desconocido, mezcla ingredientes de manera demasiado aleatoria y nos crea un cierto estupor aunque, y pese a eso, funciona correctamente con un hilo narrativo envidiable.

La novela ha sido construida al revés, se conocía el final y se intentó reconstruir partiendo de ese hecho, lo cual, marca y mucho el tono y el desarrollo. Existían miles de maneras de rematar la narración pero se optó por esa forma para darle una especial significación.

Una obra muy grata para la lectura, que provoca debate y eso es muy de agradecer. Un autor y una obra, sin duda menor, pero que nos presenta en sociedad a un escritor interesante, como muchos de los transalpinos que llegan a nuestras librerías.

En resumen una novela para reflexionar y creo que también para valorar.

Leer en [laRepúblicaCultural.es]

Envía a un amigo


Aviso Legal

Libros del silencio

Castillejos 352, Bajo - 08025 Barcelona Tel: +34 | 934766919 - Fax: +34 | 934591026 - [email protected]