Un libro es un fragmento de silencio en manos del lector.

Aquel que escribe calla.

Aquel que lee no rompe el silencio.

PASCAL QUIGNARD

Si quieres recibir información sobre nuestros títulos, suscríbete a nuestro boletín aquí.

  1. "La victoria moral de Der Níster" · Héctor J. Porto (La Voz de Galicia) -
  2. 11 de Agosto de 2012
  1. Sobre una tierra ardiente, de
  2. Der Níster

El autor se recrea en el caso concreto, inspirado por vivencias que le son relatadas, testimonios de amigos sobre ellos mismos, otros allegados o familiares. Su perspectiva viaja desde la generalización del todo a la exploración de la parte. La victoria moral del testimonio de Der Níster concluye en el Gulag, donde muere en 1950. Ahora se renueva ese triunfo.
· · ·

Editan los relatos del gueto polaco que escribió uno de los grandes referentes de la literatura yidis, recientemente descubierto por Libros del Silencio 

Aún no se ha repuesto -ni lo hará ya jamás- el lector del asombroso impacto que le causó el descubrimiento de tanta belleza en aquel monumental novelón que es La familia Máshber, que tan bien editó Libros del Silencio, y el sello fundado y dirigido por el coruñés afincado en Barcelona Gonzalo Canedo entrega este volumen de cuentos del mismo autor: Sobre una tierra ardiente. Der Níster (El Oculto), como se hacía llamar el escritor nacido en la ciudad ucraniana de Berdíchev Pinjas Kahanovich (1884-1950), todavía trabajaba en su obra magna cuando en 1941 las huestes hitlerianas invadieron la Unión Soviética arrasando poblaciones a su paso. Stalin decidió rápidamente evacuar por tren a los civiles, en una acción que llevó a millones de personas a las repúblicas soviéticas de Asia central, lo que -sin ser el gran objetivo del dictador- salvó de la shoá a decenas de miles de judíos de las tierras polacas.

Uno de ellos fue Kahanovich, que se vio trasladado sin pretenderlo de Járkov a la localidad uzbeka de Tashkent. Fue allí donde comenzó a escuchar las terribles historias de los judíos que se habían quedado en Polonia, y que llegaban hasta él, relatos de primera mano, personales, vívidos. No pudo resistir la indignación y se propuso entonces «dejar hablar a quien ya no puede hablar», según sus propias palabras. Ni siquiera la muerte de su querida y única hija, la poetisa Hodl, que pereció con solo 29 años de forma dramática, de hambre y de sed, durante el asedio a Leningrado por parte de las fuerzas nazis, lo desvió de ese objetivo: dar cuenta de lo que él definió como casos para tomar una cierta distancia emocional con lo narrado. La obsesión antisemita del régimen soviético -como explican de forma excelente en el prólogo Rhoda Henelde y Jacob Abecasis- también sumó en esa aparente frialdad en el enfoque: Der Níster no podía dejar traslucir demasiado que creía que el programa de Hitler atacaba a los judíos como colectivo humano y cultural, ni tampoco insistir en las dificultades que siempre reservaba el destino a su pueblo.  Entre 1942 y 1946 trabaja en estas crónicas de judíos que relataban la vida en el gueto polaco sin tratar tanto el Holocausto como los problemas cotidianos, tribulaciones normales que de repente se ven violentadas por el hostigamiento nazi, por las brutalidades de la Gestapo, por el enfermizo sadismo que mostraban en su trato a los judíos. 

LA PARTE POR EL TODO

Kahanovich se recrea en el caso concreto, alimentado, inspirado por vivencias que le son relatadas, testimonios de amigos sobre ellos mismos, otros allegados o familiares. Su perspectiva viaja desde la generalización del todo a la exploración de la parte, como cuenta su editor Najman Mayzel, que, exiliado en Nueva York (donde aparecen publicados por primera vez sus cuentos en 1957), reconoce levemente disfrazadas y con nombres ficticios las trágicas peripecias de amigos mutuos, e incluso las de su propio padre, o de su hermana, de las que no había tenido noticia previa.

La victoria moral del testimonio de Der Níster concluye aparentemente en los campos del Gulag, donde —recluido por el régimen estalinista por su «peligroso nacionalismo burgués»— muere en 1950. Ahora, gracias a Rhoda Henelde y Jacob Abecasis, se renueva ese triunfo.

Descargar archivo en (.pdf)

Envía a un amigo


Aviso Legal

Libros del silencio

Castillejos 352, Bajo - 08025 Barcelona Tel: +34 | 934766919 - Fax: +34 | 934591026 - [email protected]