Un libro es un fragmento de silencio en manos del lector.

Aquel que escribe calla.

Aquel que lee no rompe el silencio.

PASCAL QUIGNARD

Si quieres recibir información sobre nuestros títulos, suscríbete a nuestro boletín aquí.

  1. "Colin Wilson: angry, young y reprimido" · Kiko Amat (Bendito atraso) -
  2. 18 de Julio de 2012
  1. Ritual en la oscuridad, de
  2. Colin Wilson

Un inspirado canto a la obsesión, la demencia y la parte primitiva de la condición humana. Ritual en la oscuridad avanza temas sobre los que Wilson iría a caer una y otra vez: el deseo de trascender la pequeñez, la afirmación de la existencia, el conflicto hombre-sociedad (las artificiales convenciones que maniatan al impulso primario), y la búsqueda de algo intenso que nos acerque a la condición divina. Ritual en la oscuridad incide por vez primera en los tres pilares wilsonitas: el fornicio, la magia y el asesinato. Adictiva y fascinante. Un libro profundo y elevado, a la vez que rítmico e inquietante.
· · ·

La frustración sexual es uno de los grandes motores de la sociedad, y algunas de las más elevadas creaciones humanas tienen su germen en una insoportable sobrecarga escrotal. El deseo masculino reprimido -y el pesar que acompaña a su liberación- explica a The Troggs (“¡Wi-i-i-ld Thing!”), el rock’n’roll de los 50’s, Knut Hamsun, Robert Musil, Arturo Bandini, el garaje rock y más. También, por desgracia, parece ser el origen de la Inquisición Española y el nazismo (un Hitler bien follado jamás se hubiera obsesionado con el judaísmo), así que todo indica que debemos estar tan agradecidos como pesarosos por la sequía genital y sus consecuencias. Uno de los más felices productos de ésta es, sin duda, el Ritual en la oscuridad, de Colin Wilson.

No lo digo yo, que conste. El propio Wilson admitió en su prólogo a la edición de 1993 que el motor de su primera novela era la “sombría frustración” y el “urgente deseo de arrancarle la ropa” a una señora casada que conocía. Aquel calentón insatisfecho azuzó la imaginación del joven, que tanto podría haberse convertido en “maníaco homicida” como en escritor. Optando por lo segundo, Wilson gestó un inspirado canto a la obsesión, la demencia y la parte primitiva de la condición humana (el ñu fornicador que todos ocultamos, vamos).

Ritual en la oscuridad avanza temas sobre los que Wilson iría a caer una y otra vez: el deseo de trascender la pequeñez (“El hombre estaba obsesionado con lo sobrehumano, deseaba elevarse de forma limpia y natural por encima de las mezquindades humanas”), la afirmación de la existencia, el conflicto hombre-sociedad (las artificiales convenciones que maniatan al impulso primario), y la búsqueda de algo intenso que nos acerque a la condición divina. Ritual en la oscuridad, cuya trama narra la relación entre el agrio existencialista Gerard Sorme y el dandy-homosexual-homicida Austin Nunne, incide por vez primera en los tres pilares wilsonitas: el fornicio, la magia y el asesinato. Posteriormente, perversión y música reaparecerían en The sex diary of Gerard Sorme, lo oculto se sublimaría en The occult, y el crimen impregnaría toda su obra, tanto o más que el anhelo de trascender a un nuevo altiplano de conciencia (fundamento de The Outsider), pero nunca de una forma tan adictiva y fascinante como aquí. Un libro profundo y elevado, a la vez que rítmico e inquietante.

Leer en [Bendito atraso]

Envía a un amigo


Aviso Legal

Libros del silencio

Castillejos 352, Bajo - 08025 Barcelona Tel: +34 | 934766919 - Fax: +34 | 934591026 - [email protected]