Un libro es un fragmento de silencio en manos del lector.

Aquel que escribe calla.

Aquel que lee no rompe el silencio.

PASCAL QUIGNARD

Si quieres recibir información sobre nuestros títulos, suscríbete a nuestro boletín aquí.

  1. "'Compañía K', el horror de la guerra" · Raúl Jiménez (Bloodbuzzed) -
  2. 10 de Mayo de 2012
  1. Compañía K, de
  2. William March

Este conjunto de horrores de guerra, increíbles y despiadados, es sorprendente en cuanto a estructura, pues su mecanismo es a la vez complejo y fluido. March tiene una prosa directa, sobria, visual, algunas veces sardónica y siempre vívida. No pierde tiempo en refinamientos o sentimentalismos, porque tiene mucho que decir. Todavía estoy embrujado por el talento sin igual que muestra March para decir tanto en dos o tres páginas y para «golpearnos» aún más fuerte si las sobrepasa. Compañía K es una obra maestra; terrible, pero aún así obra maestra. Gracias a Libros del Silencio por «rescatar» la novela.
· · ·

Los libros sobre la guerra son una constante en la literatura estadounidense; algunos de ellos son obras maestras que deberían estar en cualquier biblioteca que se considere buena. Algunas de mis favoritas, junto a los relatos de Tobias Wolff, son Trampa 22 de Joseph Heller, Matadero cinco de Kurt Vonnegut, Los desnudos y los muertos de Norman Mailer  y Las cosas que llevaban los hombres que lucharon de Tim O'Brien. A esta lista, de ahora en adelante, debo añadir Compañía K de William March.

Compañía K es un texto ejemplar de la literatura de la Primera Guerra Mundial (al parecer no tuvo mucho reconocimiento cuando se publicó en 1933), pero no se puede fijar a un periodo determinado, ya que William March, un escritor que además fue veterano de la Gran Guerra, construye un testimonio-ficción excepcional y devastador que narra las experiencias de una unidad militar.

Este conjunto de horrores de guerra, increíbles y despiadados, también es sorprendente en cuanto a estructura, pues su mecanismo es a la vez complejo y fluido. Desde el despliegue militar hasta años después del fin de la guerra, el libro es una fragmentada colección de historias personales de todos los miembros de la unidad de combate (antes que el texto se publicase como novela, los capítulos aparecieron por separado en  Forum Magazine). Los 113 «capítulos» son narraciones en primera persona de cada integrante de la compañía, enfocadas desde perspectivas muy diferentes; son retazos, pequeños pedazos de su vida en uno de los momentos más bajos. Pero la suma de estas voces, su unión y acumulación, crea un relato fascinante de lo que significa estar en guerra.

Es un significado claro: la guerra es horror. En esta colección de historias de guerra hay caos, pánico extremo, desolación, estupidez, atrocidades, crueldad, tristeza, depresión, frustración, rabia y locura. Podemos olvidar el heroísmo, el honor, el patriotismo o el idealismo, y encontrar la síntesis de ese significado en la contundente frase del «Soldado Charles Gordon»: «Todo cuanto me han enseñado a creer acerca de la misericordia, la justicia y la virtud es mentira ―pensé―. Pero la más grande de todas las mentiras son las palabras "Dios es Amor". Compañía K muestra como la guerra se alimenta de nuestros instintos más oscuros, y una cita de Henry Miller al final del libro corrobora esta idea: «Cada guerra es la destrucción del espíritu humano.»

March tiene una prosa directa, sobria, visual, algunas veces sardónica (me recuerda  a Yossarian y a Snowden en Trampa 22) y siempre vívida. No pierde tiempo en refinamientos o sentimentalismos, porque tiene mucho que decir, muchos soldados, humanos que le brindan su perspectiva al lector, mostrando como sufrieron y como actuó él. Todavía estoy embrujado por el talento sin igual que muestra March para decir tanto en dos o tres páginas y para «golpearnos» aún más fuerte si las sobrepasa. Los episodios de «Manuel Burt» (al parecer, basado en la terrible experiencia personal del mismo March), «Soldado desconocido» o «Leo Brogan» son ejemplos excelentes de escritura precisa, y a la vez se plantean como proclamas enérgicas contra la guerra, cargadas de una potencia y una convicción que solo le pueden brindar las mentes anónimas y las gargantas de los que estuvieron allí.

Compañía K es una obra maestra; terrible, pero aún así obra maestra. Gracias a Libros del Silencio por «rescatar» la novela.

Calificación: 9/10

Leer en inglés en [Bloodbuzzed]

Envía a un amigo


Aviso Legal

Libros del silencio

Castillejos 352, Bajo - 08025 Barcelona Tel: +34 | 934766919 - Fax: +34 | 934591026 - [email protected]