Un libro es un fragmento de silencio en manos del lector.

Aquel que escribe calla.

Aquel que lee no rompe el silencio.

PASCAL QUIGNARD

Si quieres recibir información sobre nuestros títulos, suscríbete a nuestro boletín aquí.

  1. "Lo mejor que les puede pasar a tres pringados" - Entrevista a Iván Repila · Xavi Ayén (La Vanguardia) -
  2. 17 de Mayo de 2012
  1. Una comedia canalla, de
  2. Iván Repila

“Llenar cien páginas de tacos lo hace cualquiera, pero mi reto era conseguir un tono hilarante y atraer tanto al lector habitual como al no-lector, para lo cual tenía que usar una jerga muy popular y situaciones extremas, con una historia de estructura clásica detrás."
· · ·

Jim, John y Jack viven vidas laboralmente grises. Jim atiende a pesados en la recepción de una academia de idiomas. John es el secretario para todo de un orgulloso hombre de negocios. Jack es camarero en un concurrido bar. A pesar de sus miserables sueldos, por sus manos, cada día, circulan importantes cantidades de dinero. ¿Adivinan lo que va a suceder?

El novelista debutante Iván Repila (Bilbao, 1978) ha construido una trepidante y desmadrada historia a partir de ese arranque, la ha titulado Una comedia canalla (Libros del Silencio), y bueno, ustedes ríanse, pero ya va por la segunda edición, es uno de los diez títulos más recomendados por los libreros españoles el mes pasado e incluso ha recibido una oferta para el cine. “El director Max Lemcke me ha pedido que coescriba el guión... y me va a ir bien porque estoy en el paro”.

Este joven filólogo, que acumula ya al menos seis oficios diferentes en su currículum, cree que “muchos españoles hemos pensado en eso, en coger el dinero e irnos”. Sus tres –luego cuatro– protagonistas se verán implicados en una trama en la que no faltarán las bandas delictivas, algo normal si tenemos en cuenta que los chicos –en el fondo, unos emprendedores– pretenden hacer crecer su dinero montando una megaplantación de marihuana.

El autor explica la génesis de la obra: “Me dije: voy a hacer algo divertido para mis amigotes del bar, que son unos vagos, unos macarras que nunca leen. Bueno, hay algunos que leyeron Viaje a la Alcarria porque les obligaron en el instituto. ‘Algún día –les grité– voy a escribir un libro que podáis leer, pedazo de cabrones’”.

No fue fácil. “Llenar cien páginas de tacos lo hace cualquiera, pero mi reto era conseguir un tono hilarante y atraer tanto al lector habitual como al no-lector, para lo cual tenía que usar una jerga muy popular y situaciones extremas, con una historia de estructura clásica detrás”. Admite que, si hablamos de autores españoles, “no hay muchos libros con los que te rías a carcajadas”, pues el humor desencajado parece más vinculado a la tradición anglosajona, con excepciones como Sin noticias de Gurb.

Las escenas de extrema violencia, los diálogos anfetamínicos y el cinismo ambiental hacen que el lector piense en Tarantino. Él dice: “Ha sido sin querer. Describir detalladamente las peleas fue un reto, yo me he peleado alguna vez, pero casi siempre me he comido las hostias. Sin embargo, tengo muy clara mi idea de lo que sería una pelea ideal”.

Ahora, reescribe una novela que tiene inédita, Pequeños, “una fábula sobre la crisis, en tono poético y muy serio, nada de humor. A mí me han influido Albert Camus, César Vallejo… ¿Qué pasa? ¿Se esperaba usted un zumbado? Aspiro a ser un escritor y que no me encasillen en el canallismo”.

Suerte con la película, le deseamos al final. “No sé si nos va a salir muy cara –vacila–... ¿Se ha dado cuenta de la cantidad de chinos que necesitamos?”

Descargar archivo en (.pdf)

Envía a un amigo


Aviso Legal

Libros del silencio

Castillejos 352, Bajo - 08025 Barcelona Tel: +34 | 934766919 - Fax: +34 | 934591026 - [email protected]