Un libro es un fragmento de silencio en manos del lector.

Aquel que escribe calla.

Aquel que lee no rompe el silencio.

PASCAL QUIGNARD

Si quieres recibir información sobre nuestros títulos, suscríbete a nuestro boletín aquí.

  1. "Entrevista a Narciso de Gabriel" · Gena Borrajo (Cuadernos de Pedagogía) -
  2. 01 de Junio de 2010
  1. Elisa y Marcela, de
  2. Narciso de Gabriel

Interesante y amplia entrevista a Narciso de Gabriel, decano de la Facultad de Ciencias de la Educación de A Coruña, en la que habla sobre el proceso de Boloña, el sistema universitario y su último libro, Elisa y Marcela, la historia de dos mujeres gallegas que se casaron en 1901. Os dejamos la entrevista completa en PDF.
· · ·

Vayamos a su faceta como investigador. Hace unos meses, nos sorprendía con un libro que se aparta totalmente de sus líneas de trabajo. Me refiero a Elisa e Marcela…
La historia desde luego que es sorprendente. Que en 1901 dos mujeres se casen constituye un acontecimiento ciertamente poco usual, pues hasta 2005 se registran muy pocos matrimonios de esta naturaleza. También puede sorprender que me encargue yo de contar esta historia, pues mi trayectoria como investigador ha ido hasta la fecha por otros caminos. Pero en este caso, fueron Elisa y Marcela quienes vinieron a mi encuentro. Ocurrió en el curso de una investigación sobre los expedientes disciplinarios a que fueron sometidos los maestros y maestras de Galicia durante la segunda mitad del siglo XIX y los primeros años del XX.

Imagino que no ha sido fácil recomponer esta historia…
Ha sido difícil, al menos por dos razones. La primera y más importante radica en que sus protagonistas no nos dejaron, prácticamente, testimonios directos. Las únicas pistas son el resultado de su trato con los poderes eclesiásticos, académicos, policiales o judiciales, y proceden, especialmente, de la información proporcionada por la prensa. Como afirma Michel Foucault a propósito de los “hombres infames”, las vidas de Elisa y Marcela sólo son visibles mientras y en la medida en que el poder se ocupa de ellas, por lo que nuestro relato está inevitablemente contaminado por la mirada del poder. La segunda dificultad es que ha sido necesario seguir sus pasos en los tres escenarios en los que se desarrolla la historia: Galicia, Porto y Buenos Aires.

Es evidente que en esa época resultaba más fácil vivir su amor en secreto que dar el paso del matrimonio. ¿Fue ese un signo de rebeldía?
La convivencia de dos mujeres, unidas por vínculos afectivos, y en su caso sexuales, era una práctica un tanto frecuente en el siglo XIX. Incluso se acuñó un nombre para designarla, el de “matrimonios bostonianos”. Elisa y Marcela se conocieron en la década de 1880 en la Escuela Normal de A Coruña. Hasta 1901 vivieron juntas la mayor parte del tiempo y ese mismo año se casan, para lo cual Elisa se transforma en Mario. A los pocos días se descubre el engaño y huyen, primero a Portugal, y luego a Buenos Aires, donde se les pierde la pista. Este comportamiento puede interpretarse como un signo de rebeldía, y sobre todo de una notable osadía e inteligencia, como señaló en su día Emilia Pardo Bazán.

Ha pasado más de un siglo. Algunos sectores de la sociedad se resisten a reconocer el derecho a casarse de las personas del mismo sexo. ¿Qué opina de esto?
Todos hemos sido socializados en una cultura que definía el matrimonio como la unión de un hombre y de una mujer. El periódico coruñés La Voz de Galicia acuñó en 1901 un titular para referirse a la historia de Elisa y Marcela que se hará famoso por la paradoja que entraña: “Un matrimonio sin hombre”. Y es que, como señalaba un articulista de la época, no puede haber un matrimonio sin hombre, por la misma razón que no puede haber una empanada de perdiz sin perdiz... Esta mentalidad, anclada en un sentido común construido a lo largo de siglos, necesita un tiempo para cambiar. De todas formas, estamos viviendo un período histórico en el que los cambios se asimilan con mucha mayor rapidez que en el pasado.

¿Cree que dando a conocer esta historia contribuye a comprender mejor a estos colectivos?
Espero que sea así. A mí me ha ayudado, no sólo a comprender mejor la homosexualidad, sino también la intersexualidad, el travestismo o la transexualidad, que analizo en los cuatro capítulos de la segunda parte del libro. Esta comprensión es importante, pues constituye una condición para el reconocimiento.

Descargar artículo en (.pdf)

Envía a un amigo


Aviso Legal

Libros del silencio

Castillejos 352, Bajo - 08025 Barcelona Tel: +34 | 934766919 - Fax: +34 | 934591026 - [email protected]