Un libro es un fragmento de silencio en manos del lector.

Aquel que escribe calla.

Aquel que lee no rompe el silencio.

PASCAL QUIGNARD

Si quieres recibir información sobre nuestros títulos, suscríbete a nuestro boletín aquí.

  1. "Alma indígena" · Jacinto Ruiz (La Voz de Galicia) -
  2. 22 de Mayo de 2010
  1. Oficio de tinieblas, de
  2. Rosario Castellanos

Un día, Rosario Castellanos asegura que se inclinó ante un espejo y no había nadie. «¿Se da cuenta?, explicó, el vacío. Por eso escribo». Esta desoladora respuesta trasluce ese esfuerzo que hace el escritor para superar sus carencias, también, como Drácula, para vampirizar la realidad y transformarla en obra suya. Oficio de tinieblas es la constatación de esa idea, de cómo arrancar de la historia real otra de ficción que parece más creíble, más conmovedora, tan trágica y demoledora como la original. Es la verdad humana frente a la oficial.

Castellanos lo hace a través de sus personajes: Catalina, la ambiciosa y fascinante chamán; su marido, el indio Pedro González Winiktón, obsesionado con la justicia; Fernando Ulloa; Marcela, la joven india que tras su violación por un hacendado blanco asume un creciente protagonismo; la alcahueta, Mercedes Solorzona. Sobre todos ellos la autora focaliza la guerra de las castas, las luchas del indigenismo, la rebelión del los tzotziles contra los coletos, de los indios contra los blancos.

El momento culminante de la novela, y que justifica el titulo, es cuando es crucificado el indígena Domingo Díaz Puiljá, un Viernes Santo, que en la liturgia católica tiene que ver con el oficio de tinieblas. La muerte lo convierte en el Cristo de su pueblo.

La reflexión de la novela, como se señala en el prólogo, es el colapso entre dos mundos, el prehispánico y el Occidental, que todavía define a México y, en buena medida, también a España. Veintidós años después de la publicación de esta obra, cuyo drama sucede en San Juan de Charnela, estalló la rebelión zapatista en dos poblaciones vecinas del escenario que escogió Rosario Castellanos para la novela, y lo hizo con los mismos personajes y también con el mismo desenlace.

Es un argumento repetido en la historia, que Castellanos nos cuenta como un lienzo de Diego Rivera, en el que se mezclan colores, personajes y tramas, todo de forma intensa, abigarrada, tenso como la agotadora lucha por el poder en una sociedad caciquil, donde quedan retratados víctima y verdugo. Es también la demostración de lo que separa al indígena del mexicano mestizo.

Y, sin embargo, queda la esperanza. Rosario Castellanos es la prueba. Nacida en Ciudad de México en 1925, pasó gran parte de su infancia y adolescencia en Chiapas. Hija de una importante familia de terratenientes, pronto es consciente de las injusticias que impiden el progreso de los indios, y con sus obras lo denuncia continuamente.
Jacinto Ruiz

Descargar artículo en (.pdf)

Envía a un amigo


Aviso Legal

Libros del silencio

Castillejos 352, Bajo - 08025 Barcelona Tel: +34 | 934766919 - Fax: +34 | 934591026 - [email protected]