Un libro es un fragmento de silencio en manos del lector.

Aquel que escribe calla.

Aquel que lee no rompe el silencio.

PASCAL QUIGNARD

Si quieres recibir información sobre nuestros títulos, suscríbete a nuestro boletín aquí.

  1. "El autor en su cripta" · Antonio J. Rodríguez (Quimera) -
  2. 01 de Diciembre de 2011
  1. Ritual en la oscuridad, de
  2. Colin Wilson

Ritual en la oscuridad se eleva, como primera novela, con una personalidad aplastante.
· · ·  

Basta echar un vistazo al perfil de Colin Wilson (Leicester, 1931), ahora introducido en España por Javier Calvo, para aceptar rápidamente que existe un problema a la hora de sincronizarnos con el antiguo simpatizante de los Angry Young Men. Resulta que el incómodamente prolífico Wilson, al que Toybee describió como un escritor "muy maltratado por los críticos", con más de cien libros a sus espaldas ya, escribió Ritual en la oscuridad cuando contaba con 18 años, si bien la novela no sería publicada hasta después de 1956, momento en que debutó con un ensayo titulado The Outsider y que le reportó un considerable éxito entre la crítica y el público. No obstante —cuenta en el epílogo Calvo, a quien es fácil adivinar simpatizante de Wilson— su actitud incómoda y excéntricas ideas (Aleister Crowley, la Atlántida o el ocultismo se encuentran entre sus temas de estudio) no tardarían en enterrarlo en una cripta como autor secreto condenado a un culto, mitad fanático mitad merecido, entre un reducido número de fieles.

En nuestro tiempo, sin embargo, sigue habiendo motivos que justificarían la acritud que puede provocar esta novela. Uno es la desmedida inclinación de Wilson —seguidor de Shaw, Gurdjieff y Nietzsche— hacia la filosofía y el misticismo, materializada en el protagonista Gerard Sorme, modelo de personaje misántropo, poderoso y adictivo, aunque a la vez bastante agotado ya, que el propio autor reconoce como su alter ego de la época. El segundo es el desdén absoluto, admitido también por Wilson, hacia el estilo y la forma de la novela, que para él no es sino un medio desde el cual disertar sobre asuntos filosóficos, y que en este caso queda de manifiesto a través de una insólita linealidad narrativa. El escritor existencialista, de hecho, pone a circular esta monstruosa historia con una deliberada falta de recursos narrativos: diálogos breves y un lenguaje descriptivo preciso y evocador hacen avanzar la historia de manera muy lenta pero segura. Y decimos esto, sin embargo, aun partiendo de que Ritual en la oscuridad se eleva, como primera novela, con una personalidad aplastante.

Si The Outsider se armaba como ensayo sobre la alienación, la creatividad y la mentalidad contemporánea, Ritual en la oscuridad pivota en el binomio que componen Sorme, escritor que sobrevive gracias a una pequeña renta familiar, y Austin Nunne, "un rico ocioso". Así pues Sorme puede considerarse el soporte que sirve a Wilson como hilo conductor de sus divagaciones, entre las que se encuentran la gestión del instinto sexual ("No me imagino a un visionario homosexual, por ejemplo, ni tampoco a un Newton o a un Beethoven homosexuales [...] Son como las mujeres: todo tiene que traducirse en términos de personas y emociones"), la filosofía del autoengaño ("Quiero escribir un libro sobre las distintas formas que tiene la gente de imponer sentido en sus vidas [...] Tratará de todas las formas imaginables que tiene la gente de esconderse de la falta de sentido de la vida"), el sentido de la vida ("como no oír una sinfonía de una sola sentada, sino nada más que dos o tres notas cada vez, diseminadas a lo largo de varios meses. Así es como vivimos") y la religión. Con este panorama, Austin, de inclinaciones homosexuales, sádicas y elitistas, podría considerarse un ejemplo de todo aquello que Sorme podría detestar; sin embargo, la relación afectiva entre ambos, cada vez más estrecha, constituirá uno de los principales motores del relato. Al mismo tiempo, la novela recrea el imaginario de un Londres gris que en los años 50 es asolado por la figura de un nuevo Jack El Destripador. No cabe duda de que, siendo Colin Wilson un rescate interesante, las coordenadas que maneja lo convierten en un plato para connoisseurs y en una alternativa radical al canon.

Descargar artículo en (.pdf)

Envía a un amigo


Aviso Legal

Libros del silencio

Castillejos 352, Bajo - 08025 Barcelona Tel: +34 | 934766919 - Fax: +34 | 934591026 - [email protected]