Un libro es un fragmento de silencio en manos del lector.

Aquel que escribe calla.

Aquel que lee no rompe el silencio.

PASCAL QUIGNARD

Si quieres recibir información sobre nuestros títulos, suscríbete a nuestro boletín aquí.

  1. "El oculto y su ciudad" · Javier Nogueira (El Progreso) -
  2. 22 de Julio de 2011
  1. La familia Máshber, de
  2. Der Níster

Cabe esperar que, a partir de la necesaria traducción de La familia Máshber —que ha llegado hace poco a las librerías gracias a un esfuerzo que es de agradecer por parte de Libros del Silencio, editorial cuyo desarrollo augura interesantes frutos en el futuro cercano—, algunas personas cultas vuelvan sus ojos ante la cultura yiddish, que está, a la vez, tan lejos y tan cerca.
· · ·

Berdichev es una ciudad con historia, en acontecimientos y en literatura. Pese a estar situada en el corazón de Ucrania, mantuvo una minoría polaca entre la que destacaban los Korzeniowski, la familia del joven que con el transcurso de los años se convertiría en Joseph Conrad, uno de los mejores novelistas de la literatura universal. De manera un tanto inopinada, otro gran novelista, Honoré de Balzac, contrajo matrimonio allí durante un larguísimo viaje.

Pero si por algo era conocida Berdichev era por sus judíos. Constituían cerca del 80% de la población y la ciudad parecía haber sido inmune a los decretos zaristas que provocaron el éxodo judío de finales del siglo XIX. Ni siquiera era la ciudad del hebreo sino del yiddish, ese idioma extraño que mezcla lo alemán con lo semítico. Toda esa historia fue borrada durante la invasión nazi en un periodo de tiempo escalofriantemente breve. Uno de los ‘Einsatzgruppen’, Brigadas de la Muerte, fue destinada prácticamente en exclusiva a la ciudad. Se calcula que fueron asesinadas 40.000 personas. Actualmente no viven en Berdichev más de 1.000 judíos. El legado y el testamento, que diría Villon.

Der Níster, pseudónimo Pinhas Kaganovich que podemos traducir por El Oculto, era judío, escritor en yiddish y estaba afincado en Berdichev. Sobrevivió gracias a que fue trasladado a la Rusia central en el mismo año de las masacres. No tendría tanta suerte nueve años después, cuando sucumbió a una de las últimas purgas del gobierno estalinista, la que se llevó por delante al conocido actor Salomón Mijoels, amigo personal de Der Níster. Por desgracia, no llegaría a concluir su saga sobre las crisis de los valores judaicos, cuyo tomo inicial es ‘La familia Máshber’, que ha llegado hace poco a las librerías en traducción de R. Henelde y J. Abecasis y gracias a un esfuerzo que es de agradecer por parte de Libros del Silencio, editorial cuyo desarrollo augura interesantes frutos en el futuro cercano.

‘Máshber’ en yiddish significa crisis. Der Níster retrata un periodo de descomposición de ciertos elementos sociales de la alta burguesía judía. Lo hace sirviéndose de una familia de tres hermanos, cuyo jefe es el protagonista Moishe, y de un extraño personaje a medio camino del misticismo y el vagabundeo llamado Sruli Gol, cuyo retrato resulta lo más vigoroso de la novela si hacemos mención aparte de las descripciones de las ferias de Berdichev, conocidas en la región durante siglos.

No espere el lector grandes innovaciones estilísticas ni una novela técnicamente destacable. Der Níster no es un autor en el que predomine la complejidad del discurso sino la profundidad de la historia. Los cambios a los que se enfrenta la sociedad judía del momento (finales del siglo XIX) son tan radicales y el microcosmos en el que se desarrolla está tan bien reconstruido que esas novedades se hacen innecesarias. Moishe, cuya posición al principio de la novela es aparentemente inquebrantable, se verá al límite de sus fuerzas por una serie de desgracias económicas y personales. La carga religiosa del relato reposa en los brazos del segundo hermano, Luzzi, abanderado de la Haskalá (la Ilustración judía) e influenciado por movimientos mesiánicos revolucionarios con el culto como el de Shabbetai Zvi (sobre éste, les recomiendo ‘Satán en Goray’, del Premio Nobel Isaac Bashevis Singer). El hecho de que Luzzi sea rechazado por la comunidad y una su destino al del ya mentado vagabundo Sruli Gol actúa como metáfora del destino del intelectual libre en una sociedad tan orgánica como la de Berdichev.

La literatura yiddish ha aportado mucho a la cultura europea del siglo XX, si bien no ha sido demasiado reconocida en España salvo en la figura del citado Singer. Cabe esperar que, a partir de esta necesaria traducción, algunas personas cultas vuelvan sus ojos ante esa cultura que está, a la vez, tan lejos y tan cerca.

Descargar artículo en (.pdf)

Envía a un amigo


Aviso Legal

Libros del silencio

Castillejos 352, Bajo - 08025 Barcelona Tel: +34 | 934766919 - Fax: +34 | 934591026 - [email protected]