Un libro es un fragmento de silencio en manos del lector.

Aquel que escribe calla.

Aquel que lee no rompe el silencio.

PASCAL QUIGNARD

Si quieres recibir información sobre nuestros títulos, suscríbete a nuestro boletín aquí.

  1. "Lejos de ninguna parte" · Marian Chaparro (Koult) -
  2. 20 de Junio de 2011
  1. Lejos de ninguna parte, de
  2. Nami Mun

La novela es un texto para seres rumiantes, con capítulos que te impactan de lleno en una primera lectura, que consiguen entrar hasta lo más profundo de tu ser hasta que, al cabo de unas horas o unos días, de repente, los rememoras y los digieres despacio, sin pestañear, con la mirada clavada en cualquier rincón.
· · ·

La autoficción es un término que corre veloz por las páginas de las revistas literarias. Algunos ven en ella una clara muestra de falta de creatividad. Otros, en cambio, creen que el mayor pozo creativo está dentro de los escritores. Polémicas a un lado, es una realidad que este subgénero literario, si se puede llamar así, se está reproduciendo de manera exponencial en los escaparates de las librerías de todo el mundo.

Lejos de ninguna parte es una novela autoficcional. Su autora, Nami Mun, nos dibuja en esta obra, su ópera prima, a Joon, una joven coreana huérfana, aunque con sus padres vivos, perdida por los callejones del Bronx. Como Joon, Mun creció entre Corea y el barrio neoyorquino, abandonó su casa siendo adolescente y sobrevivió por las calles con trabajos de todo tipo: desde vendedora de Avon hasta dinamizadora de una residencia de ancianos.

Más allá de que Joon sea el alter ego de su autora, hoy en día profesora de escritura creativa en Chicago, la novela es un texto para seres rumiantes, con capítulos que te impactan de lleno en una primera lectura, que consiguen entrar hasta lo más profundo de tu ser hasta que, al cabo de unas horas o unos días, de repente, los rememoras y los digieres despacio, sin pestañear, con la mirada clavada en cualquier rincón.

Esta es una novela de seres abandonados, completamente solos, que parecen arrastrarse por unas calles sucias y vacías, lugares con un carácter tan intenso que consigue pintarse en las pieles de los personajes, como si estos fueran camaleones urbanos, que no dejan de mirar de un lado a otro pero no encuentran nada, mientras sus piernas tiemblan sobre ramas de asfalto.

La droga y el sexo son dos de los ingredientes básicos de la novela pues forman parte de la vida diaria de Joon, una joven que confunde amor con dependencia, que ve en el sexo un ser con dos cabezas, placer y dolor, una visión condicionada por la frialdad de un hogar con un padre alcohólico y mujeriego y una madre completamente ausente, aunque siempre en casa, cuyo comportamiento le brindó su huida en una bandeja de plata. Un abandono que lleva cosido un profundo sentimiento de culpabilidad, del que la joven no consigue despegarse por más que cierre los ojos con fuerza.

Es una novela de periferias, refugiada en los bordes, que huye de los centros, rebosantes de burgueses de clase media con sus vidas resueltas, cuyas sumas de casa, más trabajo, más pareja, más hijos tienen siempre un resultado de signo positivo. El Empire State, símbolo de la gran ciudad, aparece como un paraíso lejano, como un lugar prohibido al que sabemos que Joon y Tati, una joven perdida en sus propias supersticiones, nunca llegarán.

La incomunicación es otra de las claves del texto, repleto de personajes supervivientes desarraigados, seres periódicos que aparecen y desaparecen en la vida de Joon, que los mira impasible, sin hacer nada por retenerlos o comprenderlos. Todos son seres que fracasan una y otra vez y que consiguen levantarse un número determinado de veces. Reinicios con fecha de caducidad.

Leer en [Koult

Envía a un amigo


Aviso Legal

Libros del silencio

Castillejos 352, Bajo - 08025 Barcelona Tel: +34 | 934766919 - Fax: +34 | 934591026 - [email protected]