Un libro es un fragmento de silencio en manos del lector.

Aquel que escribe calla.

Aquel que lee no rompe el silencio.

PASCAL QUIGNARD

Si quieres recibir información sobre nuestros títulos, suscríbete a nuestro boletín aquí.

  1. "Revuelta en la olvidada Chiapas" · Mauricio Bach (Cultura/s, La Vanguardia) -
  2. 31 de Marzo de 2010
  1. Oficio de tinieblas, de
  2. Rosario Castellanos

El libro, que se basa en otra revuelta acontecida en la zona, el levantamiento de los indios chamulas contra los desmanes caciquiles en 1867, que acabó con la crucifiixión de uno de los indígenas, tiene indudable valor testimonial, pero lo que la convierte en una obra literaria de verdadera magnitud es la capacidad fabuladora de su autora, la intensidad de su prosa y su habilidad para perfilar a sus personajes más allá de los tópicos.
. . .

Seguro que recordarán los lectores que hace algunos años, concretamente en 1994, la región mexicana de Chiapas saltó a los telediarios y periódicos del mundo entero cuando se produjo una revuelta indígena en respuesta a una situación de secular injusticia social y caciquismo, llevada a cabo por un autodenominado ejército zapatista, cuyo enmascarado líder, el subcomandante Marcos, dado a las sentencias filosofantes y poetizantes, entusiasmó a la progresía militante europea (Ignacio Vidal-Folch satirizó a esos revolucionarios de sofá en su estupenda Turistas del ideal).

Lo que probablemente no recuerden es que en esa revuelta los sublevados tomaron como rehén al cacique local y gobernador con mano de hierro de la región en la década de los 80 Absalón Castellanos. Pues bien, ese señor era pariente de la escritora Rosario Castellanos (1925-1974), nacida en México DF, pero que pasó su infancia y adolescencia en Chiapas, donde su familia era uno de los clanes de terratenientes más poderosos.

Castellanos, que murió de forma prematura y absurda, muy lejos de su México natal, al electrocutarse con una lámpara en su casa cuendo ejercía de embajadora en Tel Aviv, dedicó el grueso de su producción literaria a plasmar las injusticias y los contrastes sociales de esa región olvidada en la que creció. Oficio de tinieblas, publicada en 1962, su segunda y última novela, entronca por su temática con la literatura indigenista de Arguedas, Jorge Icaza y Ciro Alegría. 

El libro, que se basa en otra revuelta acontecida en la zona, el levantamiento de los indios chamulas contra los desmanes caciquiles en 1867, que acabó con la crucifiixión de uno de los indígenas, tiene indudable valor testimonial, pero lo que la convierte en una obra literaria de verdadera magnitud es la capacidad fabuladora de su autora, la intensidad de su prosa y su habilidad para perfilar a sus personajes más allá de los tópicos. El resultado en una gran fresco histórico en el que dos visiones del mundo antitéticas, irreconciliables, chocan: la de los terratenientes y la de los indígenas, la del cristianismo y la de los ritos mágicos de los indios, la de los blancos que explotan la tierra y la de los indios que la valoran como una madre con la que mantienen un vínculo sagrado.

Descargar artículo en (.pdf)

Envía a un amigo


Aviso Legal

Libros del silencio

Castillejos 352, Bajo - 08025 Barcelona Tel: +34 | 934766919 - Fax: +34 | 934591026 - [email protected]