Un libro es un fragmento de silencio en manos del lector.

Aquel que escribe calla.

Aquel que lee no rompe el silencio.

PASCAL QUIGNARD

Si quieres recibir información sobre nuestros títulos, suscríbete a nuestro boletín aquí.

  1. "Constatación brutal del presente" · Lula M. Teresa (Au bout de la nuit) -
  2. 30 de Abril de 2011
  1. Constatación brutal del presente, de
  2. Javier Avilés

Exigente, absorbente, rara. Chapeau!
···

CBDP es la primera novela (novela?) de Javiér Avilés. Para los que no le conozcan, basta con echar un vistazo a su blog. Tiene un conocimiento elefantiásico de literatura y también de cine. En CBDP el nivel que se ha autoexigido es alto, muy alto (por lo menos esa es mi opinión). Y bueno, yo, que no tengo idea de nada de eso voy a intentar reseñarlo... Mis disculpas de antemano.

¿Quién narra? El autor, nadie, yo, el otro, todos... Se ha dicho que se narra desde una conciencia múltiple. En los distintos capítulos hay distintos narradores, a veces en primera persona, a veces en tercera, a veces se mezclan entre ellos, a veces es el autor el que asoma y dialoga consigo mismo. En cualquier caso no es un narrador convencional sino múltiple, y de hecho lo de "narrar" es relativo puesto que Javier Avilés lo que quiere explicar (entre otras cosas) es la imposibilidad de narrar, ya que todo está escrito y porque que el fin es inminente y a nadie le interesa lo que otro alguien pueda pensar sobre nada y porque que el fin ya fue y no hay lectores para leer a nadie.

El título es contundente y también una declaración de intenciones. Cuando solicité el libro en una librería (antes de su presentación), lo fueron a buscar la sección de ensayos y tuve que aclarar que era una novela... Es así, hay un ficción, una línea argumentativa, nos cuenta algo, pero no es eso sólo, sino que también es un estudio o ensayo sobre la literatura después del fin de la narración (Joyce, Svevo, Nabokov, Beckett....) y sobre la realidad como verdad inaprensible e intransmisible (La realidad es subjetiva y egocéntrica, la ficción se convierte en realidad al escribirla).

No hay prólogo, tan sólo una breve presentación de Enrique Vila-Matas en la contraportada, que habla por sí misma (y también su recomendación desde la columna que publicó en El País, post-Sant Jordi).

Todo lo dicho se condensa en tres grandes partes: 1) Sigma Fake (+ Reseña) 2) Sección 9 y 3) Constatación Brutal Del Presente.
Como ya advierte J.A. en las primeras páginas, 3) CBDP se escribió en primer lugar, es lo que se podría considerar la parte-relato más convencional (ehem) dentro de la Sci-Fi paranoica y post-apocalíptica, y a mi entender fue lo que generó en él la necesidad y la inquietud de escribir, de hacernos llegar su forma de ver el mundo literario, de justificar su osadía de narrar.
Así 1)SF nos enfrenta con el tema de la realidad vs la ficción a través de un mockumentary (inexistente) y su disección con una entrevista (esa parte no está escrita pero es la paradoja con la que culmina el relato) que lleva a los protagonistas a constatar brutalmente el presente y a partir de ahí quebrar la realidad, acabar con todo, lanzar la bomba, generar el fin.
En 2)S9 se explora más la Sci-Fi, de hecho J.A. confiesa que se releyó bastante en Apocalipsis de Stephen King y trata sobre la anulación del yo, la desaparición del individuo en una metáfora de lo que sucede con el narrador en la novela, pero también como disección del mundo de hoy, en que la sociedad vive adocenada y controlada no se sabe bien por quién o por qué.

Todo esto no sigue una estructura tradicional ni en cuanto al tratamiento del narrador, como ya he dicho, pero tampoco en cuanto a la linealidad espacio-tiempo, y además está salpicado de incisos ensayísticos del autor (y los que se me habrán escapado!).
El estilo es denso y con muchas imágenes impactantes (brutales) que se pueden considerar poéticas, pero que yo interpreto más como cinematográficas. Frases incompletas, cortadas, incisos recurrentes, adjetivos estribillo que se repiten, contradicciones constantes, metaliteratura en continua referencia.

El resultado es un texto nada dócil del que he leído muchas acepciones, lo que significa básicamente que es inclasificable. De todas ellas la que más me ha gustado es la de "literatura abstracta". Puestos a buscar analogías a mí me sugiere uno de esos dibujos imposibles de Escher en que una mano dibuja a la otra y unas escaleras que suben y bajan por un circuito cerrado donde no es posible escapar, igual que aquí no podemos salir del presente, no existe un pasado ni un futuro, no podemos salir de la habitación, atrapados y escondidos entre polvo, cables, tuberías.

Me ha gustado, es exigente, absorbente, rara.
Chapeau!

Leer en [Au bout de la nuit]

Envía a un amigo


Aviso Legal

Libros del silencio

Castillejos 352, Bajo - 08025 Barcelona Tel: +34 | 934766919 - Fax: +34 | 934591026 - [email protected]