Un libro es un fragmento de silencio en manos del lector.

Aquel que escribe calla.

Aquel que lee no rompe el silencio.

PASCAL QUIGNARD

Si quieres recibir información sobre nuestros títulos, suscríbete a nuestro boletín aquí.

  1. "El afinador de habitaciones" · Luz Pozo Garza (Eco) -
  2. 01 de Febrero de 2011
  1. El afinador de habitaciones, de
  2. Celso Castro

Un auténtico ejercicio de prosa creativa con una envolvente y durable tensión poética. Una intimidad que pugna por entregarse. La ansiedad de un adolescente que sobrevive sin asidero en un mundo reconocible como lugar común de la insensibilidad y el desamparo. Sátira dura contra la mentira, la crueldad y la hipocresía, concebida desde la inocencia y el amor. Y tan admirablemente elaborada que el lector la asume como un regalo para la inteligencia y los sentidos. Nada hay gratuito en este originalísimo relato que se procesa con la fidelidad de una conciencia virginal, pero ya lúcida.  Y se consigue a través de una concatenación de secuencias impresionantes.
· · · 

Un auténtico ejercicio de prosa creativa con una envolvente y durable tensión poética. Una intimidad que pugna por entregarse. La ansiedad de un adolescente que sobrevive sin asidero en un mundo reconocible como lugar común de la insensibilidad y el desamparo. Sátira dura contra la mentira, la crueldad y la hipocresía, concebida desde la inocencia y el amor.

Y tan admirablemente elaborada que el lector la asume como un regalo para la inteligencia y los sentidos. Nada hay gratuito en este originalísimo relato que se procesa con la fidelidad de una conciencia virginal, pero ya lúcida. Y se consigue a través de una concatenación de secuencias impresionantes. Predominan las evocaciones de los clásicos y las vanguardias. El pensamiento abierto que imprime su huella a la necesidad intrínseca de la obra: la acracia donde se proyecta la comedia humana en imágenes “virtuales” de dramática realidad, como en el mito platónico: “... nunca me he conformado con la verdad, nunca, con ninguna verdad.” A Esther, aquel vehemente amor de juventud, en la falaz y hermosísima fábula de su huida a San Petersburgo, dedica sólo palabras de rendida lealtad:“ y la quería, la seguía queriendo , la quería con esa pulcritud del desamadoconfiesa, hasta imaginar el reencuentro amoroso de la página 152: compartiendo felicidad con el inverosímil rival príncipe Ilich. En el telón de fondo de los escritores modélicos que asoman por diversos motivos, es Nietzsche quien juega un papel fundamental como creador del superhombre. Se abre con la presencia de Drake. Culmina en la ruptura con Rosalía. Beckett, en su dolor de muerte, se amalgama con la pérdida de Esther. Daudet aporta una divertida secuencia filmada desde la óptica del género bufo... Todos ellos son escritores, gentes que han vivido... Por el contrario, la Madre y la Abuela son entes de ficción admirables, ambas de irrepetible invención, geniales. Dotada la Abuela de una densidad psíquica para asumir el epicentro de la atmósfera tonal de la obra, forma con la Madre una perfecta unidad. Ambas tienen voz propia y conducen a una discontinuidad del discurso con diferentes resultados, propios de una novela de estructura abierta. Un inteligente humor todo lo impregna, desde la aparente intrascendencia del diálogo hasta la inserción de una cultura bien asimilada.

Son pues, numerosos los aciertos, incluso su brevedad, hasta conseguir que esta novela se aproxime en muchos aspectos a otro género literario excelente: la poesía... Todo permite al autor de la historia —acontecimientos— y su discurso -tiempo- acentuar las funciones de sus extraños personajes. El personaje principal se instala como hablante y protagonista. Su punto de vista es complejo y testimonial. Lleva su propio peso en diversos espacios además de aguantar la presión psicológica que los demás le imponen en el exterior. Esta concentración de problemas activa una descarga plural como resultado. Y al discurso le imprime una aceleración creciente, a veces, trepidante. El lector lo asume y su avidez por la referencialidad avanza al mismo ritmo de esta preciosa novela, cuyo título, El afinador de habitaciones, no deberíamos olvidar.

Una historia humana
‘El afinador de habitaciones’, de Celso Castro, es una historia de causalidad mimética en el sentido psicológico y mágica de invención maravillosa. Compleja, en su concentración, se desarrolla en un marco espacial conocido; la ciudad atlántica gallega: CORUÑA, península orlada por un mar que, en su vehemente abrazo, recibe nombres tan sugerentes como Riazor, Orzán ó San Amaro... Otros sucesos de evocación, en conexión con la acción principal, traspasan estos límites de acuerdo con sus historias, reales o imaginadas: Viena, París, San Petersburgo... Hay que detenerse en cada frase, en cada palabra. Acaso en cada sílaba para extraer el juego del espíritu siempre alerta. Su delicadeza podría hacer que un lector poco avisado pudiera confundirlo con la beata banalidad. Humor e ironía juegan su turno al unísono. Pero aquí, la emoción y la belleza surgen de la tonalidad pasional, lúcida, como resonancia de una conciencia creativa. Las reflexiones de tan insólito narrador son tan sutiles que adquieren marchamo de originalidad por derecho propio. Y en este sentido también el texto se hace superabundante. Al tratar el tema metafísico de la muerte, apunta ciertas ideas en una ráfaga apenas perceptible, que nos dejan tiritando en el alambre de la nada. Se trata sólo de un ‘gag’ de humor negro, para una cuestión de momento inabordable. Y todo lo que no es existencialismo ‘ad libitum’, es ‘Paradiso’, según se lo montan en la piscina natural del Orzán, el chico y sus ninfas, que es una maravilla. Son páginas deliciosas, edénicas. Contadas con una sencillez y una transparencia inigualables. El mar, el sol, el amor, la adolescencia, se conjugan y gratifican en una sensualidad inocente. Limpia, sin velos. Aquí todo es contemplación y placer sin apenas palabras.

Descargar artículo en (.pdf)

Envía a un amigo


Aviso Legal

Libros del silencio

Castillejos 352, Bajo - 08025 Barcelona Tel: +34 | 934766919 - Fax: +34 | 934591026 - [email protected]