Un libro es un fragmento de silencio en manos del lector.

Aquel que escribe calla.

Aquel que lee no rompe el silencio.

PASCAL QUIGNARD

Si quieres recibir información sobre nuestros títulos, suscríbete a nuestro boletín aquí.

  1. "Dog Soldiers: despertando a Estados Unidos de su sueño a base de heroína" · Tengo boca y no puedo gritar -
  2. 18 de Enero de 2011
  1. Dog Soldiers, de
  2. Robert Stone

Sin lugar a dudas uno de los 10 mejores libros del año 2010 que acabamos de dejar atrás. Yo de ustedes no me lo perdería. Bienvenidos a un aterrador descenso a los infiernos, un viaje alucinado al fondo del alma, que asustaría al mismísimo Joseph Conrad, que no podría sino decir cíclicamente "el horror, el horror".
· · ·

"Por qué no vais a ver morir a otro sitio"
(frase del libro)

Estados Unidos vivía un bonito sueño de familias modélicas en urbanizaciones seguras donde todo el mundo se conocía y en el que había cabida para una gran cantidad de hippies que encarnaban la contracultura de los sesenta.
Estados Unidos vivía un bonito sueño en el que era el rey del mundo entero.
Estados Unidos vivía un bonito sueño en el que las tropas vietnamitas se rendirían a sus pies y continuarían con su particular visión salvadora del mundo.
Estados Unidos vivía un bonito sueño del que despertaron a la más aterradora de sus pesadillas. La realidad en la que estaban inmersos y de la que no eran conscientes.

Como esa frase lapidaria que encabeza este texto, Robert Stone (Nueva York, 1937) acabó con el imposible sueño de un país cegado por su ego y su distorsionada visión de la realidad.
Una realidad que tuvieron que aceptar por más que no la creyeran posible. Esto lo sintetiza muy bien Rodrigo Fresán cuando dice que se trata de una "novela-accidente-automovilístico", ya que "no queremos ver lo que allí se nos muestra pero tampoco podemos apartar la mirada o cerrar los ojos de ese montón de hierros retorcidos y de ese hombre cubierto de sangre".
El final de los sesenta y el comienzo de los setenta marcaron un punto de inflexión para los U.S.A. y la manera en la que sucederían las cosas a partir de entonces a nivel mundial.
El conflicto de Vietnam (1964-1975) no salió como se esperaba (al menos para las tropas americanas), ni de lejos. Primera gran derrota reconocida que dejó al descubierto muchos de los males que asolaban al pueblo americano y a su doble y castrante moralidad.

Lo cierto es que se hace difícil crear una reseña, un comentario, tras lo expuesto por Rodrigo Fresán en el prólogo de este vertiginoso libro de Robert Sotne (publicado originalmente un año antes de que concluyera el conflicto bélico de Vietnam, en 1974) y editado en nuestro país por Libros del Silencio.
Tal vez bastaría con decir lean lo que Fresán escribe, o bien copiar lo que allí ha redactado y hacérselo llegar a ustedes, pero uno es un poco osado y se atreve a esbozar los pensamientos que le han surgido tras la lectura de esta obra (aunque sean redundancias ya escritas con anterioridad por manos más versátiles e iluminadas que las mías).
Stone, cercano a ese periodismo emergente de la época como el que practicaban Hunter S. Thompson, Tom Wolfe o Norman Mailer, empleó sus conocimientos sobre esa segunda Guerra de Indochina para dar forma y fondo al personaje de esta novela, John Converse, un periodista más bien anónimo que escribe para medios poco relevantes, que tiene en mente dejar atrás Vietnam y llevarse consigo, de vuelta a Estados Unidos, tres kilos de heroína que, una vez colocados en el mercado, le permitirán una vida nada despreciable. Lo que no se imagina es que, por mucho que te alejes de Vietnam, esta nunca se alejará de tu mente ni de tus pesadillas, y es que no hay tanta diferencia entre un mundo y otro.
Películas como "Apocalypse now", "El cazador" o "El regreso" vendrán enseguida a la mente del lector de este texto y, por supuesto, del libro, pero no conviene llevarse a engaños. Todo eso es posterior a este grandioso libro (como antes de este, estaba "El corazón de las tinieblas" de Joseph Conrad).

Se ha comparado a Stone, que no deja de ser curioso que este libro permaneciese inédito en nuestro país (bueno, tal vez no sea muy extraño si tenemos en cuenta los programas que pueblan la parrilla televisiva o si nos fijamos que analfabetos sin vergüenza alguna -en todos los sentidos posibles- se convierten en ídolos y princesas del pueblo...), con escritores de la talla de Hemingway, Fitzgerald, Sallinger o McCarthy, pero no creo que eso sea posible, porque Stone es un escritor de elegantes recursos narrativos, con voz y personalidad propia, capaz de expresarse y desarrollar una historia en diferentes niveles, como el Infierno descrito por Dante (y desde luego me van a permitir que felicite y alabe la labor traductora de Inga Pellisa y Mariano Antolín, que han hecho un trabajo impresionante e insuperable), donde cada vez que se escarba, se encuentra una nueva vía, un nuevo significado a lo leído.
Sin lugar a dudas uno de los 10 mejores libros del año 2010 que acabamos de dejar atrás. Yo de ustedes no me lo perdería.
Bienvenidos a un aterrador descenso a los infiernos, un viaje alucinado al fondo del alma, que asustaría al mismísimo Joseph Conrad, que no podría sino decir cíclicamente "el horror, el horror".

Leer en [Tengo boca y no puedo gritar

Envía a un amigo


Aviso Legal

Libros del silencio

Castillejos 352, Bajo - 08025 Barcelona Tel: +34 | 934766919 - Fax: +34 | 934591026 - [email protected]