Un libro es un fragmento de silencio en manos del lector.

Aquel que escribe calla.

Aquel que lee no rompe el silencio.

PASCAL QUIGNARD

Si quieres recibir información sobre nuestros títulos, suscríbete a nuestro boletín aquí.

  1. "Pasado compuesto" · Pepe Rodríguez (El placer de la lectura) -
  2. 01 de Diciembre de 2010
  1. Pasado compuesto, de
  2. François-Marie Banier

La profundidad, la introspección psicológica del personaje y lo cultivado de la trama y la presentación parecen impropias del chaval que aparece en la imagen. [...] Sorpréndanse ustedes mismos ante esta obrita maestra escrita por un joven, lo cual la hace aún más valiosa.
· · ·

Después de leer Pasado compuesto observo con detenimiento la foto de la portada. En ella aparece el escritor François-Marie Banier a la edad en la que escribió este libro. Pues bien, la profundidad, la introspección psicológica del personaje y lo cultivado de la trama y la presentación parecen impropias del chaval que aparece en la imagen. Más propias podrían ser del mismo autor que casi sin pelo y treinta años después aparece reflejado en la ficha biográfica. Tal madurez a tan corta edad supuso un atentado tan grande a la literatura francesa que solo le salvó de la crítica el propio Louis Aragon, que lo adoptó como su protegido y que firmó el postfacio que completa el volumen.

Ahora, treinta años después y en la España actual, tenemos muchos más medios para valorar objetivamente esta obra temprana de Banier sin las presiones culturales del París post-68 que quiso fusilarla.

La relación entre Cécile y su hermano Olivier, del que siempre ha estado enamorada, culmina unas vacaciones en las que sus padres modernos y liberados les dejan solos. Pocos días después Olivier se siente tan abrumado y confuso que decide adentrarse en el mar poniendo fin a su vida. La moderna familia se retrotrae a sus origines burgueses cerrándose sobre sí misma y dejando a Cécile en un estado emocional y psicológico deplorable. El foco del narrador sigue fielmente a la joven, quien crea un santuario mental y emocional en los recuerdos de su hermano. Sin embargo pronto se verá probado su amor cuando aparece François, un pretendiente con un inmenso parecido con el fallecido Olivier. La mezcla en la mente de Cécile creará un futuro en el que al final será imposible distinguir la realidad contenida en todo lo acontecido.

Banier crea un drama maduro con pocas palabras y menos construcciones. El sesgo en las frases va dejando frío y helado al lector, quien con ese tono no sabe si Cécile es víctima o verdugo. Aparentemente supone un debate sobre el incesto pero en realidad es un análisis emocional y psicológico de las experiencias de una persona sin otra brújula que sus propios sentimientos. Tragedia griega mezclada con cine ligero, anuncia la contratapa, ironía rebelde e ímpetu juvenil. Conexiones profundas con los escritores del XIX, clama Louis Aragon.

Sorpréndanse ustedes mismos ante esta obrita maestra escrita por un joven, lo cual la hace aún más valiosa.

Leer en [El placer de la lectura

Envía a un amigo


Aviso Legal

Libros del silencio

Castillejos 352, Bajo - 08025 Barcelona Tel: +34 | 934766919 - Fax: +34 | 934591026 - [email protected]