Un libro es un fragmento de silencio en manos del lector.

Aquel que escribe calla.

Aquel que lee no rompe el silencio.

PASCAL QUIGNARD

Si quieres recibir información sobre nuestros títulos, suscríbete a nuestro boletín aquí.

  1. "Tanqueray, con tónica y dos de hielo, por favor" · Diarios de Dragan Dabic -
  2. 13 de Octubre de 2010
  1. Abluciones: apuntes para una novela, de
  2. Patrick deWitt

Es difícil, hoy en día, hablar del alcohol y no caer en lugares comunes o ya revisitados por otros. Sin embargo, Patrick deWitt lo consigue. Por supuesto que en Abluciones vamos a encontrar vomitonas, resacas terribles, visitas al tigre, esquinas sórdidas, polvos anónimos, jaquecas y un montón de vidas echadas a perder por el alcohol, pero la mirada incisiva del canadiense va a recaer sobre todo en la fauna y flora que le rodea, en la clientela habitual de un tugurio del “Hollywood desprovisto de focos reflectores y de ilusionismo”. Un lugar donde todo el mundo miente, porque la vida, vista a través de un vaso de whisky, es diferente a como es en realidad, y más en una ciudad donde la mayoría vive de los sueños.
· · ·

Abluciones, podríamos definir este término como “el acto de lavarse el cuerpo o una parte de éste (por ejemplo, en un rito religioso)”. Realizarlo casi siempre tiene un componente místico, digamos que metafísico, es una forma de purificar el cuerpo para poder trascender estados de conciencia. Abluciones es el título que el canadiense Patrick deWitt (1975) ha puesto a su primera novela, publicada por la editorial Libros del Silencio. Este libro nació de los apuntes que Witt fue tomando durante los seis años que trabajó tras la barra de un lóbrego bar de Los Ángeles. Y todo aquel que haya trabajado alguna vez tras una barra en ciertos bares, como es mi caso, no puede dejar de reconocer que el escritor canadiense ha parido la novela que nos hubiera gustado escribir a muchos. Porque un bar, sobretodo a partir de ciertas horas, puede dar para varios libros, y más si eres un observador atento, entonces un bar puede ser el cosmos, la galaxia, el mundo, la familia.

El alcohol, como otras drogas, ha estado siempre bien relacionado con la literatura. Muchos escritores han tenido una relación estrecha con él, y no pocos han convertido al alcohol en materia de su propuesta literaria. Podríamos hablar de toda la obra de Bukowski, del Big Sur de Kerouac o de Scott Fitzgerald y tantos otros. Es difícil, hoy en día, hablar del alcohol y no caer en lugares comunes o ya revisitados por otros. Sin embargo, Patrick deWitt lo consigue. Por supuesto que en Abluciones vamos a encontrar vomitonas, resacas terribles, visitas al tigre, esquinas sórdidas, polvos anónimos, jaquecas y un montón de vidas echadas a perder por el alcohol, pero la mirada incisiva del canadiense va a recaer sobre todo en la fauna y flora que le rodea, en la clientela habitual de un tugurio del “Hollywood desprovisto de focos reflectores y de ilusionismo”. Un lugar donde todo el mundo miente, porque la vida, vista a través de un vaso de whisky, es diferente a como es en realidad, y más en una ciudad donde la mayoría vive de los sueños.

Pero la fina frontera que separa al escritor de sus “personajes” se hace tan indistinguible que al final él mismo no sabrá donde se encuentra ésta, mimetizado con esa clientela a la que odia, ama y compadece, a veces todo al mismo tiempo. Abluciones es entonces un libro divertido, triste, trágico, poético y tremendamente verdadero, un clásico ya de la literatura alcohólica que hay que leer con un buen vaso de Tanqueray, con tónica y dos de hielo.

Leer en [Diarios de Dragan Dabic]

Envía a un amigo


Aviso Legal

Libros del silencio

Castillejos 352, Bajo - 08025 Barcelona Tel: +34 | 934766919 - Fax: +34 | 934591026 - [email protected]