Un libro es un fragmento de silencio en manos del lector.

Aquel que escribe calla.

Aquel que lee no rompe el silencio.

PASCAL QUIGNARD

Si quieres recibir información sobre nuestros títulos, suscríbete a nuestro boletín aquí.

  1. "Nueva literatura: Carlo Padial con Gonzalo Canedo" · José Miguel A. Giráldez (El Correo 2, El Correo Gallego) -
  2. 26 de Septiembre de 2010
  1. Dinero gratis, de
  2. Carlo Padial

Dinero Gratis es un libro de relatos, digámoslo así, absolutamente imprescindible. [...] Carlo parece el hombre tranquilo. Parece afable. Pero luego lo lees y sabes que es la bomba. Demoledor.
· · · 

Gonzalo Canedo, el director de Libros del silencio, le conocí en A Coruña, hace un año, sí, creo que fue hace un año, apoyado en la barra de la cafetería de la Fnac. Me gusta la Fnac, sus líneas blancas, su toque mínimal, sus sorpresas. En fin, no me importa decirlo. Me gustan las librerías con cafetería (las descubrí en Londres hace años), y creo que me gustarían también las cafeterías con librería, ya puestos. La gente lee mucho en los cafés. Los periódicos, por ejemplo. Como en el siglo XVIII. Es fascinante la cultura que se teje en esas mañanas bulliciosas. Conocí a Gonzalo Canedo una tarde en la Fnac de A Coruña. Venía a su propia ciudad para la presentación de un libro de Celso Castro, El afinador de habitaciones, que es un libro rompedor, increíble, dicho sea de paso, y le acompañaba Enrique Murillo, el gran Enrique, amigo siempre, conversador inimitable, editor a su vez (Los libros del lince) y tantas, tantas cosas más. Gonzalo Canedo comenzó la aventura editorial en Barcelona, después de muchos años en otros asuntos, y ahora que lo pienso, en realidad lo he pensado varias veces, Gonzalo es uno de los editores con más olfato literario que conozco. Vean su catálogo. Sus novedades. Sus novelas. Yo diría que en sus últimas publicaciones está gran parte de la literatura que viene, que va a ser fascinante y total, que va a hacer añicos la novela tal y como la conocemos.

En algún momento tendrá que llegar la revolución literaria del siglo XXI. Estoy sentado, esperándola. En algún momento tendrá que llegar un nuevo Modernismo, o algo. Y ahí estará Gonzalo Canedo, me apuesto lo que sea. Le llamo por teléfono y queda con Carlo Padial en la sede de Provença 225 para hacerse unas fotos y para contestar a esta entrevista. Hablo con Gonzalo y le digo que es un editor valiente. Es cierto que hay muchas editoriales emergentes que están haciendo una labor meritoria y difícil. Pero el olfato de Gonzalo Canedo me tiene asombrado. "Empezamos en junio de 2009 y ya en noviembre publicamos los primeros libros...", me dice. Y continúa: "yo, al cumplir 50 años, después de llevar toda la vida dirigiendo redes comerciales, me sentía algo agobiado, así que decidí dar un cambio a mi vida. Siempre tuve una gran pasión lectora. Entonces me puse a buscar nuevos retos. Quería editar libros que merecían ser conocidos y que no encontraban hueco en el mercado. Nuevas voces, desde luego, y autores importantes de fuera, que por alguna razón, aquí no lograban llegar". Y así comenzó, con su hermoso nombre, Libros del silencio. "Hay mucha competencia en el sector, hay también una crisis en todas partes, pero tenemos buena presencia en los medios, nos habéis hecho mucho caso, y creo que vamos con paso lento, pero firme", concluye Gonzalo Canedo. Es cierto que hemos prestado atención a esta editorial emergente. Es cierto. Pero su selección de títulos y las muchas sorpresas que nos ha dado en poco más de un año lo justifican. Le pregunto por sus libros favoritos, y, aunque son todos, porque todos son sus hijos, no puede dejar de mencionar dos de autores gallegos: Elisa y Marcela, de Narciso de Gabriel y el ya citado, El afinador de habitaciones, de Celso Castro. Canedo tampoco no puede dejar de subrayar novedades que llegan, como Dog Soldiers, de Robert Stone, un finalista del Pulitzer y ganador del Book Award, o uno de los estupendos diálogos de radio de Especialistas secundarios.

Entre las novedades rompedoras está Carlo Padial. Dinero Gratis es un libro de relatos, digámoslo así, absolutamente imprescindible. Le digo que tiene un gran currículum para ser tan joven (nació en 1977). Le digo que de dónde saca el tiempo. Ha sido autor de cómic, escritor, guionista, productor... En este momento es miembro de la productora Los Pioneros.... Y me dice, tan serio, en la distancia: "lo hago todo porque creo que voy a morir. Sí, por eso lo hago. Antes de que me detecten un tumor, o de que me de un derrame, tengo que hacerlo todo. Este es el motor: si no hago las cosas ahora, no podré hacerlas después". Carlo no parece inmutarse, parece el hombre tranquilo. Parece afable. Incluso en la distancia, sabes que le invitarías a cenar. Pero luego lo lees y sabes que es la bomba. Demoledor. "He hecho cosas diferentes, pero parecidas. Hablo de cosas que me gustan, que me interesan. No sé. Que un tipo entre en un cine vacío y se siente a tu lado. Y que te mire todo el rato, en lugar de mirar a la pantalla. En fin, temas de este tipo. Lo absurdo, lo humillante, de la vida cotidiana. Es una fuente inagotable de temas". Le digo también que me recuerda a Life and Times of Tim, de HBO (Neox) y dice que sí, que es eso, que esa es la cuestión, lo increíble de la vida cotidiana, lo absurdo que nos rodea. "Los problemas suelen aparecer en las cosas pequeñas... es el humor microscópico lo que me motiva para hacer libros o guiones". Y es que las cápsulas de lo cotidiano pueden contener un veneno mortal. Lean el relato basado en el 11-S visto en televisión y el onanismo. Por poner un ejemplo. "Me divierte ir al lado provocador, me divierte ir al lado incorrecto. Entre lo que decimos y la realidad hay mucho trecho". Hay relatos que parecen fruto de la obsesión: "me obsesioné con Starbucks. En Barcelona abren Starbucks enfrente de otros, es como una colonización. Y por eso escribí el relato, por la obsesión que me provocaba". Su ironía es demoledora. No niega, desde luego, la influencia de Seinfield, la gran serie televisiva, y no le importa reconocer que el humor urbano es lo suyo. Y ahí sigue. "Espero que lo siguiente no sea un tumor. Espero que sea otro libro", dice, sin inmutarse.

Leer en [El Correo 2]

Envía a un amigo


Aviso Legal

Libros del silencio

Castillejos 352, Bajo - 08025 Barcelona Tel: +34 | 934766919 - Fax: +34 | 934591026 - [email protected]