Un libro es un fragmento de silencio en manos del lector.

Aquel que escribe calla.

Aquel que lee no rompe el silencio.

PASCAL QUIGNARD

Si quieres recibir información sobre nuestros títulos, suscríbete a nuestro boletín aquí.

  1. "Periféricos (2)" · Jordi Corominas (numerocero) -
  2. 30 de Mayo de 2013
  1. El niño que robó el caballo de Atila, de
  2. Iván Repila

Lo pletórico de ‘Una comedia canalla’ vira hacia otro extremo en ‘El niño que robó el caballo de Atila, obra donde si se quiere se localizan similitudes espaciales y de estructura narrativa con ‘Intemperie’ de Jesús Carrasco. Son casuales por lo agreste del paisaje, lo minimalista de la descripción y la situación que se describe, con dos hermanos encerrados en un pozo en un combate de crecimiento donde escapar significa volar hacia otro estado.
· · ·

Una de los más importantes logros del recientemente fallecido Gonzalo Canedo, brillante editor de Libros del silencio, fue apostar por un elenco de voces jóvenes variopinto en el que cabían desde el alocado Carlo Padial hasta el inclasificable, y ya expondremos los motivos del adjetivo, Iván Repila, autor bilbaíno nacido en 1978 que, con dos novelas en el mercado, no puede dejar a nadie indiferente.

Su ópera prima, ‘Una comedia canalla’, a simple vista puede oler a gamberrada pura y dura, pero una vez uno se adentra en sus páginas lo que descubre es un libro repleto de humor con clarísimas influencias del cine anglosajón que ha marcado a un alto porcentaje de individuos de nuestra generación, con toques que van de Tarantino a Guy Ritchie pasando por la intocable ‘Trainspotting’. Las aventuras de tres colgados que han robado en sus trabajos y se unen con un suertudo para plantar marihuana y vivir de rentas se leen a la velocidad de la luz por la prosa ágil de Repila, que añade a la trama una serie de personajes que desde su inverosimilitud resultan verosímiles al aludir, con más que querida exageración, a situaciones que muchos podemos haber intuido y hasta sufrido en nuestras carnes.

No digo que montemos una banda de malhechores ni que conozcamos a taxistas asesinos o americanos locos, pero las referencias de la novela son identificables y su potencia humorística es una bocanada de aire fresco en un panorama que suele ser demasiado solemne y agarrado. Lo pletórico de ‘Una comedia canalla’ vira hacia otro extremo en ‘El niño que robó el caballo de Atila’, obra donde si se quiere se localizan similitudes espaciales y de estructura narrativa con ‘Intemperie’ de Jesús Carrasco. Son casuales por lo agreste del paisaje, lo minimalista de la descripción y la situación que se describe, con dos hermanos encerrados en un pozo en un combate de crecimiento donde escapar significa volar hacia otro estado.

Leer en [numerocero]

Envía a un amigo


Aviso Legal

Libros del silencio

Castillejos 352, Bajo - 08025 Barcelona Tel: +34 | 934766919 - Fax: +34 | 934591026 - [email protected]