Un libro es un fragmento de silencio en manos del lector.

Aquel que escribe calla.

Aquel que lee no rompe el silencio.

PASCAL QUIGNARD

Si quieres recibir información sobre nuestros títulos, suscríbete a nuestro boletín aquí.

  1. "Compañía K" · Alejandro Ayala (La oreja de Jenkins) -
  2. 31 de Mayo de 2013
  1. Compañía K, de
  2. William March

Una muestra de la bondad, la mezquindad, la solidaridad, la barbarie y, en definitiva, el comportamiento dispar de cada individuo en una situación límite como es la guerra. […] Lo que más me ha gustado es lo que me ha hecho sentir: alegría, odio, vergüenza, impotencia, incredulidad, tristeza... emociones que nunca antes me había arrancado una novela. […] Una lectura casi obligada para quien quiera conocer las experiencias de los soldados durante la Primera Guerra Mundial. Gran novela antibelicista que se empeña en mostrarnos que la guerra, ayer y hoy, es mucho más que un puñado de cifras.
· · ·

Cuando pensamos en la guerra, el primer ejemplo que nos viene a la cabeza suele ser la Segunda Guerra Mundial. No en vano, fue la mayor contienda bélica de la historia. Sin embargo, para entender algunas de las causas que motivaron este conflicto, hay que remontarse a la Primera Guerra Mundial. Tras firmar la rendición en el Tratado de Versalles, los alemanes se vieron sometidos a unas condiciones insostenibles (la perdida de todas sus colonias, la drástica reducción de su ejército, la prohibición de tener una aviación propia y la obligación de resarcir económicamente los daños causados por la guerra) que fueron el caldo de cultivo perfecto para el auge del nazismo en el país. El resto, es historia conocida por todos.

Compañía K se centra en esa guerra algo menos conocida pero igualmente importante, la Primera Guerra Mundial. Su autor, William March (combatiente estadounidense en la contienda), cuenta en esta novela las experiencias de los soldados de aquella compañía, centrándose en el aspecto humano que tantas veces se esconde detrás de las cifras. Y para ello utiliza una estructura ciertamente peculiar. La novela está dividida en multitud de capítulos cuya extensión no suele sobrepasar las tres o cuatro páginas. Además, cada uno de ellos lleva por título el nombre del soldado que lo protagoniza. Se trata, por tanto, de un conjunto de piezas, de historias con diferente "actor principal" que encajan a la perfección hasta formar un mosaico bien definido. El resultado, una muestra de la bondad, la mezquindad, la solidaridad, la barbarie y, en definitiva, el comportamiento dispar de cada individuo en una situación límite como es la guerra.

Lo primero que me llamó la atención de la novela, antes siquiera de saber de qué iba, fue su portada. No suelo dejarme impresionar por ellas, pero en esta ocasión debo reconocer que atrajo mi atención. Una vez entrado en materia, me sorprendió la capacidad de March para trasladar al lector los pensamientos de los soldados en cada momento y la excelente ambientación de cada una de las historias, así como la capacidad de conseguir relatar el "todo" de la guerra desde la fragmentación que suponen los 113 relatos del libro. No obstante, lo que más me ha gustado es lo que me ha hecho sentir: alegría, odio, vergüenza, impotencia, incredulidad, tristeza... emociones que nunca antes me había arrancado una novela.

Todo esto es lo que hace de Compañía K una lectura casi obligada para quien quiera conocer las experiencias de los soldados durante la Primera Guerra Mundial. Gran novela antibelicista que se empeña en mostrarnos que la guerra, ayer y hoy, es mucho más que un puñado de cifras.

Leer en [La oreja de Jenkins]

 

 

Envía a un amigo


Aviso Legal

Libros del silencio

Castillejos 352, Bajo - 08025 Barcelona Tel: +34 | 934766919 - Fax: +34 | 934591026 - [email protected]