Un libro es un fragmento de silencio en manos del lector.

Aquel que escribe calla.

Aquel que lee no rompe el silencio.

PASCAL QUIGNARD

Si quieres recibir información sobre nuestros títulos, suscríbete a nuestro boletín aquí.

  1. "Princesa Inca · 'Crujido'" · Jordi Cervera (3/24) -
  2. 02 de Junio de 2013
  1. Crujido, de
  2. Princesa Inca

Princesa Inca consigue una de las cosas que se espera de la poesía, que los versos se conviertan en sentencias, en tiros que hieren y que obligan a la memoria a recordarlos, a la razón a analizarlos y al pensamiento a filosofar en torno a ellos. No pasan desapercibidos, no quedan nunca perdidos en un anonimato de palabras edulcoradas. […] Un latigazo lleno de belleza y de vigor.
· · · 

Cristina Martín, con su identidad poética de Princesa Inca, publica un nuevo libro de poemas tras el éxito conseguido con el primero. Su sinceridad, su fuerza y su contundencia la han convertido en una voz que es necesario seguir y tener en cuenta.

Libros del Silencio ha publicado Crujido, el segundo libro de poemas de Princesa Inca, el alter ego poético de Cristina Martín, una barcelonesa de 1979 que trabaja de jardinera y que estudia Psicología en la Universidad de Barcelona. Es miembro de la Asociación Radio Nikosia, que lucha contra la estigmatización de las enfermedades mentales. Colaboradora habitual en programas de radio, La mujer-precipicio se convirtió en un éxito inesperado y ya acumula tres ediciones.

  Los poemas de Cristina no son nada complacientes. Son duros, poderosos, directos, dotados de una sensibilidad especial, quizá porque no tienen en ningún momento la pretensión de esconder nada. Da la sensación de que ni siquiera aspiran a maquillar la realidad con palabras bonitas o buscadas a conciencia para conseguirlo. Son sinceros, abiertos, sin demasiados artificios que enmascaren sus objetivos, su esencia. Princesa Inca consigue una de las cosas que se espera de la poesía, que los versos se conviertan en sentencias, en tiros que hieren y que obligan a la memoria a recordarlos, a la razón a analizarlos y al pensamiento a filosofar en torno a ellos. No pasan desapercibidos, no quedan nunca perdidos en un anonimato de palabras edulcoradas. No hay vergüenza ni pudor, solo necesidad de expresarse, de decir las cosas por su nombre y de mostrarse sin velos ni filtros.

Las imágenes y las escenas de Crujido impactan, sacuden y, sumadas, se convierten en una apisonadora lenta e inexorable que va dibujando el camino sin tener en cuenta los obstáculos que encuentra. Todos sus poemas son, en mayor o menor grado, convulsos, dinámicos, activos y vivos. No hay placidez por ningún lugar y esta es una de las características personales y diferenciadoras, la falta de conformismo, la lucha, el fragor de la batalla interna y de la batalla externa, un combate constante y siempre impostergable que acaba saltando a la tinta y mostrándose como un latigazo lleno de belleza y de vigor.

Y quizá es esta misma sinceridad lo que convierte los poemas de Cristina en dardos afilados, con una puntería demoledora y, pese a todo, con una punta de luz, de esperanza. Todo es directo, pero nada se da por perdido. Todo duele, pero no hay nada que no se pueda curar. No hay límites ni certezas absolutas, y esta es la grandeza de su poesía. 

Leer en catalán en [3/24]

Envía a un amigo


Aviso Legal

Libros del silencio

Castillejos 352, Bajo - 08025 Barcelona Tel: +34 | 934766919 - Fax: +34 | 934591026 - [email protected]