Un libro es un fragmento de silencio en manos del lector.

Aquel que escribe calla.

Aquel que lee no rompe el silencio.

PASCAL QUIGNARD

Si quieres recibir información sobre nuestros títulos, suscríbete a nuestro boletín aquí.

  1. "Fuego en las entrañas" · Violeta Kovacsics (numerocero) -
  2. 03 de Mayo de 2013
  1. Fuego en las entrañas, de
  2. Pedro Almodóvar

Una fábula pervertida en torno al propietario de una marca de compresas que ve como todas las mujeres de su vida lo van dejando (excelentes los momentos en que una de ellas se va con un grupo de hippies y otra que se ve arrastrada momentáneamente por el movimiento feminista). […] Almodóvar no sabía qué era lo políticamente correcto, ni entonces ni ahora.
· · ·

“Una obra que hacía de puente entre la contracultura barcelonesa y esa Movida madrileña que afirmaba su poder en la Villa y Corte”, escribe Jordi Costa en la contraportada del libro. Barcelona, de la mano de Javier Mariscal. Madrid, de la de Pedro Almodóvar. El cineasta firma el grueso de “Fuego en las entrañas”, el texto de un librito corto que data de 1981 y que es reeditado hoy por Libros del silencio. Mariscal sazona el relato con una serie de viñetas a página entera. Entiendo perfectamente lo que apunta Costa sobre esos “dibujos deliberadamente desmarañados, de trazo agresivo y violento, cerca del grafiti”, profundamente vinculados a la época en que se hicieron. Sin embargo, treinta años después de “Fuego en las entrañas”, Mariscal ha trabajado con Almodóvar con el cartel de “Los amantes pasajeros”, algo puntual; más profunda ha sido otra colaboración, con Fernando Trueba, en la película “Chico y Rita”. Así, pasamos de aquella “contracultura” a un filme de corte clásico como es el de Trueba. Se podría decir que “Fuego en las entrañas” muestra como tanto Mariscal como Almodóvar siguen trabajando sobre las misma forma –las líneas imperfectas de Mariscal, el tono radical en Almodóvar–, sin embargo, el contenido de la obra de Mariscal ya no tiene ese carácter transgresor.

Lo mejor de “Fuego en las entrañas” es el texto de Almodóvar, una fábula pervertida en torno al propietario de una marca de compresas que ve como todas las mujeres de su vida lo van dejando (excelentes los momentos en que una de ellas se va con un grupo de hippies y otra que se ve arrastrada momentáneamente por el movimiento feminista). La mujer, cómo no, ocupa el centro del relato, donde el sexo es descarnado y se narra sin tapujos y con humor. Almodóvar no sabía qué era lo políticamente correcto, ni entonces ni ahora con “Los amantes pasajeros”.

“Fuego en las entrañas” comienza con lo que podría ser una escena cinematográfica: cuando el magnate Ming corre tras una de sus amantes, que escapa en helicóptero dejando atrás, cual cenicienta, un simple zapato. Indignado y dolido, Ming agita la prenda. La clásica mezcla de Almodóvar, entre la comedia, el melodrama, el suspense (el pasaje me recuerda alguna escena de “Los abrazos rotos”) y lo grotesco.

Leer en [numerocero]

 

Envía a un amigo


Aviso Legal

Libros del silencio

Castillejos 352, Bajo - 08025 Barcelona Tel: +34 | 934766919 - Fax: +34 | 934591026 - [email protected]