Un libro es un fragmento de silencio en manos del lector.

Aquel que escribe calla.

Aquel que lee no rompe el silencio.

PASCAL QUIGNARD

Si quieres recibir información sobre nuestros títulos, suscríbete a nuestro boletín aquí.

  1. "Ese gran cliché llamado Hollywood" · Carolina Velasco (numerocero) -
  2. 11 de Marzo de 2013
  1. Hijos de la luz, de
  2. Robert Stone

Ahí reside la jugada maestra de Stone como narrador: […] al desubicar a sus protagonistas, Stone no sólo los pone al límite, sino que trasciende los clichés y convierte a Hollywood en la excusa para poner de relieve la fragilidad del ser humano. […] Stone sale ileso del “tour de force” que echa al lector.
· · ·

Un actor en decadencia enganchado a la coca, una actriz que vive anclada a un pasado mitificado, un director sin escrúpulos que usa su poder para seducir a quien se le antoje y un periodista que sabe más de la cuenta. A priori, todo en 'Hijos de la luz' suena a cliché, pero después de todo, Hollywood es un gran tópico, y es en una producción angelina donde se desarrolla la trama, pero Robert Stone juega hábilmente y en vez de dejar que todo suceda en Los Ángeles, traslada a los protagonistas a México, donde se están rodando los exteriores de una película basada en una obra de Kate Chopin y donde los protagonistas se hallan a mucha distancia (emocional y geográfica) de su entorno habitual.  Es precisamente ahí donde reside la jugada maestra de Stone como narrador, porque al desubicar a sus protagonistas, Stone no sólo los pone al límite, sino que trasciende los clichés y convierte a Hollywood en la excusa para poner de relieve la fragilidad del ser humano.

Robert Stone utiliza el rodaje como excusa para presentarnos a Gordon Walker y Lee Verger, dos personajes al límite de sus fuerzas: físicas, en el primer caso, y emocionales en el segundo, con una actriz que pierde el contacto con la realidad. Ambos no sólo intentan engañarse a sí mismos, sino también al resto del mundo, demasiado ocupado en ese ensimismamiento y ese estilo de vida superficial y derrochador tan propio de la época (la novela se desarrolla en los 80, la misma década en que se escribió). Lo que empieza como una historia ligera, con pequeñas miserias cotidianas y anécdotas prácticamente irrelevantes, deriva en una opresiva novela, angustiosa  a ratos, hasta convertirse en un drama casi sureño, al más puro estilo de William Faulkner o Tennessee Williams. Como sus personajes, Stone juega todo el tiempo a hacer equilibrismos, pero a diferencia de lo que les sucede a Walker y Verger, Stone sale ileso del “tour de force” que echa al lector.

Leer en [numerocero]

Envía a un amigo


Aviso Legal

Libros del silencio

Castillejos 352, Bajo - 08025 Barcelona Tel: +34 | 934766919 - Fax: +34 | 934591026 - [email protected]