Un libro es un fragmento de silencio en manos del lector.

Aquel que escribe calla.

Aquel que lee no rompe el silencio.

PASCAL QUIGNARD

Si quieres recibir información sobre nuestros títulos, suscríbete a nuestro boletín aquí.

  1. "Test de Rorschach: Donald Ray Pollock" · numerocero -
  2. 02 de Mayo de 2013
  1. El diablo a todas horas, de
  2. Donald Ray Pollock

«Siempre me he sentido fascinado y bastante disgustado con gente que distorsiona sus pensamientos religiosos tan lejos de las enseñanzas originales solo para servir a una absurda agenda personal.»
· · ·

Duros, callejeros y oscuros, los personajes de Donald Ray Pollock vagan por ese pueblo de Ohio llamado Knockemstiff en el que se despliegan sus miserias y sus desgracias. El autor de 'El diablo a todas horas' participa en Primera Persona, donde quizás explique a los asistentes su trabajo en una fábrica de papel hasta que decidió dedicarse a la literatura, o por qué dice que Ohio es el único sitio que conoce realmente. Nosotros hemos intentado saber algo más de él poniéndole delante varias imágenes.

Hola, soy Bill Faulkner con un mensaje para todos vosotros, entusiastas del Tabaco. ¿Os habéis dado cuenta cómo la gente en nuestros días, en especial los Yankis, siguen dando de lado a los fumadores? Yo sí lo he hecho. Es horrible, la manera en la que van tras un pobre leñador en el aeropuerto o en una cafetería o en un bar o incluso en mitad de un jodido parking vacío. Y no van a aflojar ni un pelo. La gente que vive tan limpia no será feliz hasta que todo el mundo sea miserable como ellos. Pero hay una solución y ésa es la vieja pipa sin humo del viejo Pete Huntington. Yo tengo una docena de ellas a mano para esas ocasiones en las que viajo lejos de Rowan Oak. No notarás la diferencia con una normal y tampoco te saldrá muy cara.

Se han quedado atascados en este erial durante cerca de ocho horas y todo empieza a parecer un poco melancólico. Una vez que la recepción de su móvil desapareció, todo estaba perdido, por lo que a ella respecta. Caminó en círculos buscando una señal hasta que sus pies se irritaron y decidió dejarlo. Ahora los tiene sumergidos en el agua sucia y está pensando que, si alguna vez vuelve a la ciudad, la primera cosa que hará será cambiar de proveedor de servicios, y la segunda será mandar a la mierda al estúpido bastardo con la red.

Siempre me he sentido fascinado y bastante disgustado con gente que distorsiona sus pensamientos religiosos tan lejos de las enseñanzas originales solo para servir a una absurda agenda personal. Obviamente, estos individuos se consideran a sí mismo Cristianos, pero la gente que odia tanto ha perdido sus valores cristianos hace tiempo, es decir, si alguna vez los tuvieron. Me gustaría ver a Jesús salir flotando de las nubes y tocarle a uno de ellos en el hombro ahora mismo. ¿Se cagarían en sus pantalones? Eso creo.

Imagínate siendo contratado en una factoría como ésta hace cuarenta o cincuenta años. Salir cada noche y celebrarlo con un par de birras. Solo una educación de instituto, pero la promesa de una buena vida. Salarios decentes, seguro médico, un lugar donde retirarte una vez que hayas cumplido con tu trabajo. La casa que compras en algún suburbio, los hijos que crías y envías al colegio. Esos días se han ido para siempre.

Leer en [Numerocero]

Envía a un amigo


Aviso Legal

Libros del silencio

Castillejos 352, Bajo - 08025 Barcelona Tel: +34 | 934766919 - Fax: +34 | 934591026 - [email protected]