Un libro es un fragmento de silencio en manos del lector.

Aquel que escribe calla.

Aquel que lee no rompe el silencio.

PASCAL QUIGNARD

Si quieres recibir información sobre nuestros títulos, suscríbete a nuestro boletín aquí.

  1. "El niño que robó el caballo de Atila" · Fernando Castanedo (Babelia, El País) -
  2. 20 de Abril de 2013
  1. El niño que robó el caballo de Atila, de
  2. Iván Repila

Esta novela precisa, sólida e inquietante transmite una sabiduría: no cabe fiarse a esa madre naturaleza que, pese a todos los Rousseau habidos y por haber, tiene por ley la ley de la selva.
· · ·

El mismo Iván Repila (1978) que el año pasado nos divertía con la tronchante Una comedia canalla, en la que hacía gala de buen urdidor de historias y mejor dialoguista, nos ofrece ahora con El niño que robó el caballo de Atila una segunda obra de tono y género muy diferentes. Aquí el escritor bilbaíno ha compuesto una novela más breve, desde luego, pero sobre todo menos expansiva y con mayor carga moral. En un relato despojado de detalles particulares se narra la historia de dos hermanos, el Grande y el Pequeño, atrapados en un hoyo a siete metros bajo tierra en medio de un gran bosque. Presos en esta espacialidad angustiosa, los muchachos padecen todas las miserias básicas que puede sufrir un animal, desde el hambre y la sed hasta el frío y el miedo. La presencia de una misteriosa bolsa con comida que el Grande prohíbe tocar —«es para mamá»—, los sueños que ofrecen información nebulosa y la amenaza real de fieras son los elementos que Repila recupera del cuento tradicional. Y tal vez lo sea ateniéndose a una interpretación literal, pero creo que esta novela pide, además, una lectura a otro nivel. En sentido figurado, la fábula habla del encadenamiento del hombre a unas circunstancias donde debe dedicar toda su energía a la lucha por la supervivencia. Moralmente puede considerarse un llamamiento a la acción política o, como dice el título, a robar ese caballo de Atila que ahora mismo cabalgan unos codiciosos insaciables, los mismos que han arrasado con aquella civilización de conquistas sociales que tantos esfuerzos había costado implantar. Al final, esta novela precisa, sólida e inquietante transmite una sabiduría: no cabe fiarse a esa madre naturaleza que, pese a todos los Rousseau habidos y por haber, tiene por ley la ley de la selva.

Descargar archivo en (.pdf)

Envía a un amigo


Aviso Legal

Libros del silencio

Castillejos 352, Bajo - 08025 Barcelona Tel: +34 | 934766919 - Fax: +34 | 934591026 - [email protected]