Un libro es un fragmento de silencio en manos del lector.

Aquel que escribe calla.

Aquel que lee no rompe el silencio.

PASCAL QUIGNARD

Si quieres recibir información sobre nuestros títulos, suscríbete a nuestro boletín aquí.

  1. "El diablo a todas horas" · Pedro Pujante (La Opinión) -
  2. 05 de Marzo de 2013
  1. El diablo a todas horas, de
  2. Donald Ray Pollock

Escribió Dante Gabriel Rossetti al acabar de leer Cumbres borrascosas: «La acción transcurre en el infierno, pero los lugares, no sé por qué, tienen nombres ingleses». Esa misma sensación, pero esta vez en coordenadas norteamericanas, se obtiene al leer El diablo a todas horas. […] El buen lector sabrá captar la maestría de un gran autor. Se vislumbra un lirismo que coloca a Pollock en la lista de esos escritores que enganchan desde la primera página, con una contundente voz propia y que se alejan de los tan odiosos lugares comunes por los que transita hoy la literatura de masas.
· · ·

Escribió Dante Gabriel Rossetti al acabar de leer Cumbres borrascosas: «La acción transcurre en el infierno, pero los lugares, no sé por qué, tienen nombres ingleses». Esa misma sensación, pero esta vez en coordenadas norteamericanas, se obtiene al leer El diablo a todas horas de Donald Ray Pollock (1954), autor tardío que parece haber heredado la tendencia a lo perverso y escabrosos de su compatriota Cormac McCarthy. El autor parece ser que conoció de primera mano el mundo de las drogas y la sordidez. Trabajó como obrero y camionero hasta los cincuenta años, edad en la que comenzó su fulgurante carrera literaria.

Con un estilo sobrio, preciso, sin concesiones y directo nos presenta en esta primera novela (ya había publicado un libro de relatos titulado Knockemstiff) una América en descomposición cuyos personajes son caricaturas funestas de la perversión y el desamparo. Unos personajes que, no obstante, aparecen bien delineados, con verosímiles claroscuros y que muestran su desnudez existencial.

El diablo a todas horas es, además, un catálogo de perversiones, no apto para espíritus sensibles, de extrema dureza y aguda perspicacia analítica. Pollock desmenuza el lado más oscuro del alma humana y lo expone en una suerte de episodios que se van entrelazando a lo largo de la novela. Un recurso que no deja de recordar a El villorio de Faulkner, con el que también comparte los polvorientos escenarios, los enjutos personajes y el macilento sol de una América profunda, sucia e inhóspita.

Sexo, fetichismos, exhibicionismo, pederastia y tantas otras filias son el abanico de depravaciones en las que los personajes de esta obra se sumergen para expurgar la carga de sus fallidas vidas. Porque a la postre, los fanáticos, los deprimidos, retorcidos y psicóticos protagonistas de El diablo… no son más que víctimas de sus circunstancias, de sus miedos, de su entorno, de sus angustias. Sobre todos ellos sobrevuela, como un ángel negro, la religión. Un cristianismo fanático, de herencia puritana, que convierte a sus acólitos en víctimas culpabilizadas. No obstante, Dios se vislumbra lejano, como una imagen borrosa. Encontramos un predicador que cree escuchar la voz de su Creador, otro que disfruta desflorando jóvenes feligresas atemorizadas por el pecado.

Hay una pareja de psicópatas que recorren las carreteras en busca de su próxima víctima. Hallamos a un excombatiente que sacrifica animales en un sórdido altar en el que reza a Dios para que cure a su esposa enferma. Un depravado paralítico y un niño que aprende la violencia como forma de vida.

Sin embargo, a pesar de tantos momentos de terror, desamparo, dolor y violencia, el buen lector sabrá captar la maestría de un gran autor. Se vislumbra un lirismo que coloca a Pollock en la lista de esos escritores que enganchan desde la primera página, con una contundente voz propia y que se alejan de los tan odiosos lugares comunes por los que transita hoy la literatura de masas.

Descargar archivo en (.pdf)

Envía a un amigo


Aviso Legal

Libros del silencio

Castillejos 352, Bajo - 08025 Barcelona Tel: +34 | 934766919 - Fax: +34 | 934591026 - [email protected]