Un libro es un fragmento de silencio en manos del lector.

Aquel que escribe calla.

Aquel que lee no rompe el silencio.

PASCAL QUIGNARD

Si quieres recibir información sobre nuestros títulos, suscríbete a nuestro boletín aquí.

  1. "Microeditoriales" -
  2. 02 de Enero de 2011
  1. Editorial, de
  2. La Vanguardia

Las microeditoriales acreditan la vitalidad del sector, rescatan títulos olvidados, traducen libros desconocidos, establecen acuerdos entre sí, tejen alianzas con librerías afines e intentan rellenar los muchos espacios intersticiales que dejan sus mayores. Se trata de ofrecer una oferta libresca atractiva, de completar el abanico de posibilidades que se brinda al lector –de consolidar una biodiversidad literaria que se manifiesta en España con particular energía– y, en definitiva, de sobrevivir confeccionando un catálogo que dé sentido a su vocación y nuevas opciones a los lectores. Por todo ello, bienvenidas sean las microeditoriales. Las ya asentadas, y las que estén por llegar.
· · · 

Corren tiempos de crisis, que en algunos sectores no parece solamente coyuntural, sino también estructural. Y, sin embargo, es en alguno de esos sectores donde se aprecian muestras de vitalidad más estimulantes. El mundo de la edición ha padecido a lo largo del 2010 los efectos de dicha crisis, en proporciones hasta ahora desconocidas. En esto no se ha distinguido de tantos otros. Pero, a diferencia de ellos, el sector libresco parece a veces particularmente amenazado, tanto por la afición de las jóvenes generaciones a la imagen por encima de la palabra, como por el creciente recurso a las nuevas tecnologías de comunicación, y también a las descargas electrónicas, que no siempre se hacen respetando los derechos del autor o del editor titular.

Pese a esta realidad, pese a las dificultades que atraviesa el sector editorial, asistimos a una auténtica floración de microeditoriales. Es decir, de empresas editoras de muy corta plantilla, cuando no unipersonales, que luchan a brazo partido para hacerse un hueco en el mundo del libro y mantenerse a flote. En un reportaje publicado en las páginas de Cultura de este diario, se divulgaba una relación de veinte firmas barcelonesas dedicadas a esta actividad. Dieciocho de ellas se habían puesto en marcha en el presente siglo, es decir, durante los últimos diez años. Y siete de ellas habían visto la luz en los dos últimos años, entre el 2009 y el 2010, lo cual da una clara idea de la vigencia y actualidad de un fenómeno que, en el conjunto de España, comprende un centenar largo de jóvenes empresas.

Esta noticia, que en términos económicos es de una importancia relativa, debe considerarse muy alentadora en términos culturales. Es probable que no todas estas firmas crezcan hasta adquirir un tamaño que les permita competir con las de gran prestigio literario, y mucho menos con los grandes conglomerados editoriales. Es probable también que algunas de ellas acaben naufragando. Pero, de momento, acreditan la vitalidad del sector, rescatan títulos olvidados, traducen libros desconocidos, establecen acuerdos entre sí, tejen alianzas con librerías afines e intentan rellenar los muchos espacios intersticiales que dejan sus mayores. Se trata de ofrecer una oferta libresca atractiva, de completar el abanico de posibilidades que se brinda al lector –de consolidar una biodiversidad literaria que se manifiesta en España con particular energía– y, en definitiva, de sobrevivir confeccionando un catálogo que dé sentido a su vocación y nuevas opciones a los lectores. Por todo ello, bienvenidas sean las microeditoriales. Las ya asentadas, y las que estén por llegar.

Descargar artículo en (.pdf)

Envía a un amigo


Aviso Legal

Libros del silencio

Castillejos 352, Bajo - 08025 Barcelona Tel: +34 | 934766919 - Fax: +34 | 934591026 - [email protected]